Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Ya sabes gestionar los Egos en tus equipos de trabajo?

“El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos” (Michael Jordan)

Esta frase creo resume el objetivo de mi artículo, en el cuál voy a tratar un tema tan delicado como lo puede llegar a ser la gestión de los Egos.

En todo equipo, sea del tipo que sea (consultoría, deportivo, etc) siempre nos vamos a encontrar con todo tipo de perfiles.

En anteriores artículos ya he tratado el tema de la gestión de equipos y de como analizar y definir perfiles para obtener un equipo de alto rendimiento, por ejemplo con el método Belbin.

Hoy quiero centrarme, en uno de los problemas más complejos de resolver, la gestión de egos, especialmente cuando estos son conflictivos.

¿Cómo gestiono el Ego?

Una buena práctica, es practicar la empatía. Hay personas que tiene dificultades en ponerse en el lugar del otro. Perfiles que no se alegran del éxito de los demás, ni quieren compartir el suyo propio.

Os contaré una pequeña historia para iniciar una reflexión sobre el ego y el trabajo en equipo:

“Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y les dijo que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas.

Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se cogieron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del premio.

Cuando les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar, le respondieron: UBUNTU ¿Cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?


“Umuntu, nigumuntu, nagamuntu” en zulú significa, “una persona es una persona a causa de los demás”.

Este concepto lo podríamos aplicar perfectamente a la gestión de nuestros equipos.

Podemos contar con perfiles muy buenos, pero si solo se preocupan de ellos mismos, puede ser contraproducente y provocar ambientes tóxicos en los equipos de proyectos.

Tenemos que ser capaces como líderes de promover un liderazgo basado en la confianza mútua. Cambiar nuestra actitud y mostrar compasión, templanza y generosidad a la hora de dirigir a nuestros equipos.

¿Qué consejos me darías para mejorar la gestión de los Egos?

Algunos consejos a tener en cuenta:

  1. Fomentar una cultura del respeto
  2. Luchar para conseguir ambientes psicológicamente seguros (Ver Proyecto Aristóteles de Google)
  3. Fomentar la autogestión del equipo en la medida de lo posible y ser lo más equitativo posible a la hora de dar recompensas
  4. Trabajar nuestra capacidad de gestionar conflictos, para resolverlos antes de que supongan un verdadero problema
  5. Trabajar nuestras habilidades blandas, especialmente los aspectos de inteligencia emocional y comunicación

Para concluir, has de pensar que antes de ser capaz de gestionar a otros, has de ser capaz de gestionarte a ti mismo, a tu ego y a tus emociones.

Espero que estos 5 consejos/buenas prácticas te ayuden a enfocar correctamente la gestión de los egos tus proyectos.

Como siempre, tus comentarios y/o apreciaciones serán más que bienvenidos 🙂

Por favor, ayuda a difundir estos contenidos:
💬 Comparte tu opinión y deja tu comentario
👌 Pulsa «Like / Recomendar»
⏭️ Difunde y comparte entre tus contactos

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

4 thoughts on “¿Ya sabes gestionar los Egos en tus equipos de trabajo?

  1. Carmen

    Me ha encantado el artículo Alejandro, sobre todo la parte de la historia del grupo de niños. Ya te digo yo, que eso no es lo normal en ninguna situación.
    La gestión de los egos en cualquier situación es bastante complicada, sobre todo porque el instinto de supervivencia y de que yo tengo en mi poder la verdad absoluta, es difícil de gestionar.

  2. ceolevel

    Gracias Carmen por tu amable comentario, encantado de saber que te ha gustado el artículo 🙂

    Ciertamente y por desgracia, la historia explicada en el artículo no suele darse muy a menudo, es más bien lo contrario; por esa misma razón la gestión de egos es un tema complejo y en el cuál debemos invertir tiempo si queremos tener un ambiente de trabajo saludable y no tóxico.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *