PMP/CAPM, Project Management

¿Conoces la teoría de las 3 necesidades universales de McClelland?

En el artículo de hoy trataré la teoría de las necesidades universales de David McClelland (psicólogo estadounidense especialista en motivación humana y emprendimiento).

Para situar cronológicamente el tema, deberíamos remontarnos al 1943, año en el que el psicólogo Abraham Maslow presentó su pirámide de las necesidades, conocida comúnmente como la «Pirámide de Maslow».

Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

maslow

 

En los años siguientes a la publicación de la pirámide de Maslow, aparecieron múltiples planteamientos similares, como la teoría de las tres necesidades de McClelland, que paso a describir a continuación.

David McClelland sostuvo que todos los individuos poseen:

Necesidad de logro: Se refiere al esfuerzo por sobresalir, el logro en relación con un grupo de estándares, la lucha por el éxito.

Necesidad de afiliación: Se refiere al deseo de relacionarse con las demás personas, es decir de entablar relaciones interpersonales amistosas y cercanas con los demás integrantes de la organización.

Necesidad de poder/influencia: Se refiere a la necesidad de conseguir que las demás personas se comporten en una manera que no lo harían, es decir se refiere al deseo de tener impacto, de influir y controlar a los demás.

McClelland

Según McClelland, todas las personas poseen estas necesidades en mayor o menor grado, independientemente del género, edad o cultura.

Así, las personas con diferentes grados en cada una de estas necesidades, podrán ser motivadas de forma también distinta.

En términos generales podríamos decir que:

  • Las personas motivadas por el logro tienden a ser muy eficaces a nivel individual, también lo pueden ser en equipo (dependerá de la calidad y competencias de sus componentes).
  • La motivación de afiliación es ideal para el trabajo en grupo, se generan un ambiente que favorece la compartición de conocimiento, mejorando el rendimiento global del equipo.
  • La alta necesidad de poder es impulsora del mando sobre otros. Esta necesidad favorece la competitividad, el liderazgo, útil en negociaciones y procesos de decisión.

¿Te has parado a analizar estas tendencias motivacionales en los miembros de tu equipo o en ti mismo? ¿Qué necesidad universal te mueve?

Como siempre tus comentarios y aportaciones serán bienvenidos en la sección de comentarios.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP