Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

Las 6 Gemas del Infinito y su analogía con los «poderes» del PM

Estos días de confinamiento me ha dado por revisitar todo el universo Marvel, y es que, te gusten más o menos este tipo de películas hay que estar de acuerdo que el despliegue de medios visuales y efectos es insuperable hasta la fecha.

Concretamente las dos últimas: Infinity War y Endgame son realmente espectaculares en lo que al apartado visual se refiere.

Viendo los créditos, me quede atónito (duran más de 10 minutos) y habían cientos de empresas subcontratadas para la producción de los efectos digitales, retoques, postproducción etc

Vamos un megaproyecto en toda regla, para coordinar a todos estos equipos, gestionar las fechas, costes, riesgos etc

¿El resultado? La película más taquillera de la historia, superando a películas como Avatar o Titanic

Sin hacer ningún spoiler en este artículo, el objetivo de Thanos (el «malo» en la pelicula) era hacerse con las 6 gemas del infinito, unas piedras que por si solas tenían mucho poder, pero reuniendo las 6 te convierten en un ser de poder inconmensurable.

Thanos pretendía conseguir las 6 gemas y usarlas para realizar su sueño: lo que el denominaba «compasión», es decir, matar al 50% de la población de manera aleatoria para que la otra mitad pudiera vivir sin penuria.

Vamos, algo así como lo que está haciendo el COVID-19 en nuestro planeta (que algunas teorías quizás no tan exageradas, dicen que podría ser algo parecido, diseñado en un laboratorio y con un fin parecido.. pero esto daría para otro artículo :))

Volviendo al tema, cada una de estas 6 gemas dota al portador de un poder especial.

Me ha parecido interesante comparar el poder que otorga cada una de las gemas y los «poderes/aptitudes» que todo buen gestor de proyecto debería poseer/dominar, vamos a ello:

La Gema del Poder

La gestión de los «poderes/influencias» en los proyectos es muy importante. Tener identificado quien es quien, definir una buena matriz de stakeholders y gestionar su poder, interés e influencia a lo largo del proyecto. Nos ayudará especialmente contar con el apoyo y la confianza del Sponsor para resolver situaciones critícas a lo largo del proyecto.

La Gema del Tiempo

Otra aptitud super importante para todo gestor, saber gestionar correctamente los tiempos del proyecto. Definir una buena baseline, teniendo en cuenta el impacto de los riesgos del proyecto e ir supervisando los cambios y como estos afectan a la línea base, para actuar en consecuencia.

La Gema de la Mente

Más importante aún es tener una visión integradora del proyecto, una visión mental de todo el proyecto, entender como unas áreas interactuan con las otras. Al final el PM es como un director de orquesta y debe asegurarse que cada instrumento suena lo más afinado posible, en el momento oportuno, para obtener los objetivos del proyecto.

La Gema del Espacio

El contexto donde desarrollemos el proyecto es importante, no es lo mismo gestionar un proyecto en una oficina, en múltiples oficinas, desde casa o con parte del trabajo desarrollado «off-shore».

Entender las particularidades de la gestión local vs la gestión remota y contar con las herramienta adecuadas para cada entorno, nos ayudará a llevar a cabo una mejor gestión del trabajo y del equipo.

La Gema de la Realidad

Importante también ser realistas, especialmente a la hora de planificar y generar el plan de proyecto. Involucrar a los diferentes stakeholders, analizar sus intereses y expectativas, pero siempre siendo realistas.

Obtener de las diferentes partes implicadas (proveedores, directores de área, RRHH) confirmaciones de fechas/costes lo más realistas posibles.

Un plan no realista, es fácil de aprobar, pero es una «bomba de relojería», las malas noticias cuanto antes mejor. Intentar enmascarar los problemas en un plan de proyecto no realista, es el mejor camino hacía el fracaso total.

La Gema del Alma

Y la última pero no por ello menos importante, la gema del Alma.

Como directores de proyecto profesionales, debemos llevar a cabo una gestión correcta de las personas, una gestión ética, honesta.

Tratar a los demás como nos gustaría ser tratados, y crear un ambiente de trabajo psicologicamente seguro, donde se facilite la participación de todos los integrantes del proyecto.

Cada vez más los «soft skills» están siendo más valorados por las empresas, y es que la diferencia entre un proyecto exitoso o un fracaso, depende muchas veces de nuestra capacidad para gestionar las emociones y no únicamente los problemas técnicos de la gestión.

Hasta aquí las reflexiones del artículo de hoy, espero que os haya divertido un rato con la analogía entre las Gemas del Infinito y las capacidades que todo PM debería tener para gestionar correctamente sus proyectos.

¿Según tu experiencia cuál de las «gemas/skills» sería la más valiosa para una buena gestión del proyecto?

Como siempre, tus comentarios y/o apreciaciones serán más que bienvenidos 🙂

Por favor, ayuda a difundir estos contenidos:
💬 Comparte tu opinión y deja tu comentario
👌 Pulsa «Like / Recomendar»
⏭️ Difunde y comparte entre tus contactos

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

¿Qué es Disciplined Agile? La última adquisición del PMI

Disciplined Agile es un toolkit (pack de herramientas) que nos va a permitir elegir el mejor enfoque para una gestión Agile dependiendo el contexto.

¿Cuando aparece DA por primera vez?

Disciplined Agile no es nuevo, fue creado en IBM entre el 2009 y el 2012 por Scott Ambler y Mark Lines, pero desde entonces ha evolucionado mucho.

El primer gran cambio del Disciplined Agile ha sido pasar de llamarse DAD (Disciplined Agile Delivery) y considerarse un framework, a sintetizarse en DA y considerarse un toolkit o conjunto de herramientas.

La idea de crear este framework/toolkit fue la necesidad de ofrecer un enfoque flexible para aplicar Agile en las organizaciones.

Algo que he defendido siempre en mi blog, es que cada empresa, proyecto, equipo es diferente, por lo tanto hay que adaptar las herramientas a cada contexto en particular (concepto de Tailoring)

Justamente esto es lo que pretende el toolkit de Disciplined Agile, ofrecer las herramientas y unas recomendaciones para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades particulares o WoW (Way of Work).

PMI y DA

El PMI adquirió el año pasado (2019) este toolkit con la idea de potenciarlo, pero manteniendo a sus creadores (Mark y Scott) en el equipo.

Disciplined Agile

Lo bueno de Disciplined Agile es que es agnóstico y pragmático, te ayuda a elegir las mejores herramientas y enfoques en cada momento.

Se sustenta encima de Scrum,Kanban,XP, DevOps, SAFE, etc pero ayudándote a integrarlos correctamente dependiendo el contexto.

Si quieres profundizar más y entender en profundidad como funciona Disciplined Agile, el PMI está ofreciendo su propio curso introductorio: «Introducing Basics of Disciplined Agile«

También podéis consultar más información y detalle del toolkit aquí.

Certificaciones Disciplined Agile

El Disciplined Agile Consortium ya contaba con un roadmap de certificaciones en DA, con diferentes niveles, dependiendo del nivel de formación y experiencia aportada.

El PMI al adquirir DA el año pasado, incluye estas certificaciones dentro de su propio roadmap, complementándolas.

Puedes ver el roadmap completo de certificación en DA aquí: Disciplined Agile Consortium

¿Qué sucede con la certificación Agile propia del PMI, el PMI ACP?

Esta es la pregunta del millón, y que muchos de vosotros me habéis realizado en los últimos meses.

Pues bien, hoy os traigo la respuesta oficial del propio CEO del PMI, Sunil Prashara:

«These are complimentary offerings and should be chosen based on an individual’s career goals. PMI-ACP provides the “what” by teaching available practices and Disciplined Agile directs you to the “how”- knowing how to tailor and use the best practice.»

En resumen, son complementarias, desde mi punto de vista no tiene sentido certificarse en el toolkit DA si no se tiene un profundo conocimiento previo del «mindset» agile y de las diferentes prácticas ágiles (scrum, kanban, xp).

Por lo tanto el PMI ACP seguirá siendo la certificación estrella del PMI en cuanto Agile, ya que te forma en conocer las diferentes prácticas y las certificaciones DA complementarán esta formación para ayudarte a seleccionar unas u otras prácticas dependiendo del contexto.

Espero que esta primera aproximación al Disciplined Agile te haya resultado interesante.

¿Ya conocías Disciplined Agile? ¿Consideras que es un paso acertado el llevado a cabo por el PMI al adquirir este toolkit y potenciarlo?

Espero tus comentarios, dudas, preguntas en la sección de abajo 🙂

Por favor, ayuda a difundir estos contenidos:
💬 Comparte tu opinión y deja tu comentario
👌 Pulsa «Like / Recomendar»
⏭️ Difunde y comparte entre tus contactos

Project Management

¿Ya sabes cuál es la Certificación AGILE más completa del mercado?

Hoy vuelvo a la carga con el tema de las certificaciones.

Muchos de vosotros ya sabéis cuál es mi punto de vista sobre las certificaciones profesionales.

Una certificación no garantiza que seas un buen profesional pero si que demuestra:

  1. Nuestro compromiso con mantenernos actualizados y plantearnos retos/objetivos (mejora continua)
  2. Nuestro conocimiento teórico sobre «X» materia en un momento determinado en el tiempo
  3. En algunos casos y dependiendo del tipo de certificación, nuestra experiencia profesional «certificada o auditada» durante el proceso de aplicación

Tan solo por los puntos anteriores, considero que obtener certificaciones profesionales que sean relevantes para nuestro trabajo es algo muy positivo.

Si a todo lo anterior le sumamos, que las certificaciones son en muchos casos requisito indispensable en los procesos de selección laboral en multitud de organizaciones, no deberíamos dejar de valorar incluirlas en nuestro CV.

Dicho lo anterior, hoy quiero centrarme en las certificaciones que valoran nuestros conocimientos sobre las prácticas ágiles.

¿Y cuál es la Certificación Agile más completa?

Habiendo evaluado las diversas certificaciones del mercado, yo personalmente considero que la más completa es el PMI ACP (Agile Certified Practitioner) de PMI.org y ahora os explico mi razonamiento.

La certificación PMI ACP valora conocimientos teóricos y experiencia (es necesario demostrar que hemos trabajado gestionando proyectos en entornos predictivos y adaptativos durante el proceso de aplicación).

La certificación PMI ACP no es solo Scrum, sino mucho más.

Para superar la prueba debemos demostrar conocimientos del «mindset» Agile , así como las diferentes herramientas y marcos de trabajo ágiles tales como Scrum, Kanban, XP, DSDM, etc

Además tiene el reconocimiento y prestigio del PMI (Project Management Institute), siendo amplíamente reconocida y valorada a nivel internacional.

Una formación y certificación solo centrada en Scrum nos dotará de una visión sesgada/limitada de todo lo que nos puede ofrecer la agilidad, sin embargo una formación como el PMI ACP nos dará una visión global y mucho más completa.

Además es un 2×1 dado que mientras estudiamos para el examen PMI ACP, todo lo aprendido nos será útil también para superar el PSM I (Professional Scrum Master I).

En CEOLEVEL impartimos mensualmente formación Agile (PMI ACP + ScrumMaster), un curso en versión presencial (2 días) y también online que te permite obtener una doble certificación: PMI ACP de PMI.org y Professional Scrum Master I de Scrum.org

Este curso es posiblemente de los más completos del mercado, dado que te otorga una visión 360 grados de todas las prácticas y marcos de trabajo Agile existentes en el mercado.

Hablamos de temas clave que muchas veces se «olvidan» en la mayoría de formaciones: como estimar en agile, como se analizan/gestionan los riesgos, que tipo de contratos deberíamos aplicar, etc

Trabajamos Scrum, Kanban, XP, DSDM.. es decir, sales con una visión global de lo que supone ser «Agile», de los cambios a nivel de organización/cultura empresarial que se deben adoptar y de los marcos de trabajo/herramientas que puedes aplicar en tu día a día.

Todo ello sin perder el foco en lo que es importante para obtener los certificados, facilitándote simuladores con preguntas realistas y soporte continuo hasta que obtengas tu aprobado.

Si deseas más información o que analicemos tu caso en particular para ver que formación/certificación sería la mejor en tu caso, no dudes en contactarnos.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Por qué muchas empresas fallan al implementar SCRUM?

Siguiendo la línea de mi post anterior: ¿Conoces las diferencias entre gestión tradicional y agile? os traigo este nuevo artículo.

Hoy analizaré los principales puntos de fallo de las implementaciones de Scrum en las empresas.

Como sabrás (en caso contrario lee el artículo anterior) Scrum es un marco de referencia agile.

Scrum nos permite una adecuada gestión de la complejidad en proyectos donde el alcance/requisitos y/o tecnología no es tan bien definidos o sujetos a alta variabilidad.

Estos son entornos denominados «complejos» tal y como se puede observar en el esquema siguiente:

La pregunta es, si Scrum es un marco de referencia ideal para estos entornos ¿por qué muchas empresas están fallando en su implementación?

Hay muchas variables y factores que pueden afectar, a continuación os comento las más comunes:

Entender la agilidad y comunicarla adecuadamente

Este es el punto principal, antes de hacer cualquier cambio que impactará a la forma de trabajar de la organización hay que invertir tiempo en la gestión de este cambio.

Esto supone comunicar y formar a las diferentes capas de la organización, al nivel que le corresponda.

Implementar con éxito un marco de referencia como Scrum, supone que la empresa ha de «abrazar» la agilidad, compartir los valores del manifiesto agile y contar con equipos preparados para ello.

Formar adecuadamente a las personas responsables

Además de comunicar el cambio adecuadamente a todas las capas (desde dirección, mandos intermedios, equipos), será necesario formar a las personas involucradas.

Con formar no me refiero a apuntarles a un curso online o comprarles un libro, sino acompañar a la plantilla en el proceso del cambio.

Lo ideal para comenzar sería realizar formaciones presenciales de calidad (si son «in-company» mejor que mejor) donde se establezca un marco de conocimiento homogéneo a la plantilla que sirva como punto de partida.

Importante que en esta formación se hablen de temas claves sobre lo que supone ser agile, valores, «soft-skills», técnica de estimación agile, prácticas ágiles (scrum, Kanban, xp, etc)

El problema con este punto es que muchas empresas creen que con apuntarse a un curso de Scrum de 2 días o descargar y leer la guía oficial ya es suficiente para implementarlo con éxito.

Desde mi punto de vista y por mi experiencia personal, considero que hacer únicamente una formación de Scrum, te deja una visión sesgada de lo que supone ser agile.

Dicho lo anterior sería interesante recibir una formación más amplía donde se trabajen otros aspectos esenciales y se comenten otros marcos de referencia/implementaciones ágiles que muchas veces son complementarios.

Hacer correctamente el ejercicio de «Tailoring»

Con esto quiero decir, que aunque Scrum puede ser un marco de trabajo perfecto para muchos entornos (especialmente los complejos) no siempre tiene por que ser la mejor opción.

Debemos tener la capacidad y experiencia necesaria para saber elegir el mejor el conjunto de herramientas y técnicas para cada proyecto, adecuándolas a la realidad del mismo (duración, criticidad, cultura de la organización, nivel de definición de los requisitos, tamaño del equipo y sus habilidades, etc)

Esto es conocido como «tailoring» o «hacer un traje a medida» para el proyecto según las necesidades.

Si quieres profundizar en estos temas, conocer que supone ser Agile, los marcos y métodos de referencia como Scrum, Kanban, XP y mucho más no dejes de revisar nuestro Curso Agile: PMI ACP + ScrumMaster, posiblemente el curso más completo del mercado para dar el salto a la agilidad.

¿Añadirías alguna causa más? ¿Algún consejo para aquellas empresas que están en pleno proceso de transformación? ¿Quieres compartir alguna experiencia personal?

No dejes de aportar valor a la comunidad, compartiendo tus opiniones y experiencias abajo en la sección para comentarios.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Conoces las diferencias entre Gestión Tradicional y Agile?

En el artículo de hoy quiero hablarte de las diferencias principales entre una gestión de proyecto tradicional (también conocida como waterfall) o una gestión Agile.

También quiero darte algunos consejos para que sepas en que casos te conviene utilizar una u otra, ya que como en otras áreas de la vida, no hay una solución mágica para todo.

Lo importante para un gestor de proyectos es contar con el mayor abanico posible de herramientas y conocimientos.

Esto nos va a permitir seleccionar los mejores planteamientos en cada caso y hacer un «tailoring» adecuado para cada proyecto, dependiendo las circunstancias.

Antes de comenzar a ver las diferencias entre una gestión de proyectos más tradicional o una basada en prácticas ágiles, me gustaría recordar que no es mejor una que otra, simplemente en algunos casos conviene usar una y en otros otra.

Diferencias principales entre la Gestión Waterfall y la Gestión Agile

Una de las principales diferencias en la gestión de proyectos empleando métodos ágiles es la elaboración progresiva.

En vez de realizar un análisis y planificación detallada al inicio del proyecto, vamos a ir trabajando en bucles (también conocidos como iteraciones o sprints)

La idea es poder adaptarse al cambio sin demasiada fricción.

Lo que se busca con la agilidad es obtener cuanto antes un producto mínimo viable que poder presentar al cliente y luego ir trabajando con incrementos de valor en cada ciclo o iteración.

No se da por válida una iteración si no aporta un valor añadido al producto del proyecto.

Después de cada iteración, se revisa lo que ha funcionado y lo que no para tenerlo en cuenta en las siguientes.

Este enfoque de elaboración progresiva basado en ciclos iterativos nos va a permitir responder al cambio mucho mejor y adaptarnos a sus consecuencias.

¿En que casos es recomendable la Gestión Agile vs la Gestión Tradicional?

Pues esto dependerá de cada situación, pero en términos generales, todos aquellos proyectos donde el alcance esté poco definido o sepamos que los cambios en el mismo van a ser muy frecuentes, tiene sentido aplicar prácticas ágiles.

Proyectos tipo desarrollo de software o de I+D son candidatos muy claros a utilizar un enfoque agile, pero no los únicos.

Realmente las prácticas e implementaciones ágiles más comunes como Scrum y Kanban, son aplicables a casi cualquier tipología de proyecto.

Por lo general vale la pena hacerse estas preguntas:

  • ¿Los requisitos y el alcance en general está bien definido y acotado por todas las partes?
  • ¿Hemos realizado un proyecto similar en el pasado y contamos con planes y lecciones aprendidas que nos pueda ayudar?
  • ¿Lo que hoy es cierto y está documentado será siguiendo cierto mañana?

Si las repuestas son positivas, apuesta por una gestión tradicional, bien planificada y por fases (waterfall) si las respuestas son negativas, opta por una gestión Agile.

¿Qué otros factores debo tener en cuenta?

Obviamente intervienen otros factores a tener en cuenta, como por ejemplo la cultura de la organización.

No es posible cambiar la manera de hacer las cosas de un día para el otro, y pasar de trabajar con un sistema de gestión tradicional a uno agile implica entre otras cosas: comunicar bien el cambio, entender el cambio y formar a las personas claves de la organización.

Si los puntos comentados en el párrafo anterior no se llevan acabo adecuadamente y dedican los recursos necesarios para apoyar la transformación, más que agilidad, estaréis implementando el caos en vuestra organización.

¡Quiero saber más sobre los métodos e implementaciones Agiles!

Espero que este artículo te ayude a entender las diferencias principales entre ambos sistemas de gestión y saber escoger el más apropiado según las circunstancias propias del proyecto y la organización.

Si quieres profundizar en estos temas, conocer que supone ser Agile, los marcos y métodos de referencia como Scrum, Kanban, XP y mucho más no dejes de revisar nuestro Curso Agile: PMI ACP + ScrumMaster, posiblemente el curso más completo del mercado para dar el salto a la agilidad.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Es lo mismo Explicar que Comunicar?

En el artículo de hoy me gustaría hablar sobre el «arte de comunicar».

En la mayoría de proyectos no se le da la importancia que tiene a la gestión de las comunicaciones, ya sean orales, escritas, etc

Según el estándar de gestión de proyectos PMBOK Sexta Edición, se nos indica que el gestor de proyectos invierte aproximadamente un 90% de su tiempo en la gestión de las comunicaciones.

Esta afirmación no hace referencia a que se pase el 90% hablando o reunido, nada más lejos de la realidad, sino a que invierte gran parte de su tiempo, en recopilar, analizar información y transmitirla de manera adecuada a todos los interesados del proyecto.

¿Pero cuando hablamos de transmitirla adecuadamente de que estamos hablando en realidad?

No se trata de hablar o explicar, de exponer datos sin más, se trata de comunicar de «conectar con nuestro público»

Cuando explicamos algo, nos quedamos en la superficie del mensaje, tan solo estamos actuando como emisores de un mensaje, pero no estamos «involucrando» o «conectando» con el receptor.

Cuando comunicamos, vamos mucho más allá, conectamos con los receptores y los hacemos partícipes del mensaje.

¿Qué necesito pues para comunicar?

Para comunicar con claridad es imprescindible contar con tres capacidades:

  1. Un alto grado de conocimiento de la lengua.
  2. Un alto grado de conocimiento de aquello sobre lo que se va a comunicar
  3. Excelente capacidad de organización de las ideas y sintetizar el mensaje

Estas capacidades como cualquier otra se pueden desarrollar, nadie nace aprendido, sino que se hace camino al andar.

Fijaos en los políticos, la gran mayoría tienen muchas deficiencias en su oratoria, ya que están «leyendo» un documento, no creen en lo que defienden, ni muchas veces tienen un gran conocimiento del tema sobre el que pretenden comunicar.

Por eso, nos sorprendemos cuando de tanto en tanto, nos encontramos delante de un verdadero líder que conoce y cree en su mensaje y por lo tanto está comunicando y no explicando.

Es muy importante entender el valor de la comunicación y del esfuerzo que debemos hacer como gestores de proyectos para hacer de la misma nuestra herramienta de trabajo principal en el día a día.

Dicho esto, toma ahora 5 minutos de tu tiempo y analiza tus «capacidades de comunicación» y piensa en los 3 puntos comentados arriba.

¿Consideras que los dominas a la perfección? ¿o hay camino para mejorar? Si tu respuesta a la última pregunta es afirmativa, te invito a marcar un plan de acción para mejorar estas capacidades.

Acciones Recomendadas

Una muy buena idea sería valorar el trabajar los aspectos de la comunicación en grupo, uniéndote a ToastMasters una organización internacional especializada en la mejora de oratoria y la comunicación, con sedes locales en la mayoría capitales del mundo.

Si resides en España, desde el capítulo local del PMI en Madrid, organizan habitualmente sesiones de mejora de la oratoria conjuntamente con Toastmasters, os ánimo a uniros y mejorar vuestras competencias de comunicación.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

AGILE: Lo que nadie te ha querido contar o no has querido escuchar

En el artículo de hoy y en línea con otros artículos que ido publicando a lo largo de este año sobre Agile, me gustaría revelarte algunos «secretos» sobre las prácticas ágiles que posiblemente nadie te haya contado.

En los últimos años, la presencia de la agilidad en las empresas ha aumentado de manera exponencial.

Actualmente hay pocas empresas y aún menos profesionales que no hayan escuchado hablar de las virtudes de las prácticas ágiles y sus diferentes frameworks de trabajo (Scrum, Kanban, XP, etc)

Nadie lo puede negar: La «Agilidad» está de moda, y esto positivo y a la vez es negativo.

Me explico, es positivo, dado que la filosofía de trabajo subyacente en la agilidad puede ayudar a muchas organizaciones y a profesionales de diferentes sectores a ser más eficientes en su trabajo.

Pero como ya comenté en mi artículo: «Scrum está de moda, pero cuidado, no lo cura todo» hay también mucho «humo» detrás de todo este movimiento.

agile

¿Que significa ser Agile?

Los frameworks de trabajo agile surgen del desarrollo de software como respuesta a entornos cambiantes, competitivos y con un grado importante de incerteza.

Los denominados contextos VUCA (Volatile, Uncertain, Complex, Ambiguous).

La gestión agile permite que las organizaciones y sus equipos se adapten, consiguiendo la flexibilidad necesaria para conseguir la satisfacción de los clientes en estos ambientes cambiantes.

Podríamos definir el ser ágil como la capacidad de adaptación al cambio con la menor fricción posible.

El manifesto Agile (firmado en el 2001 y donde se recogen los valores los principios y valores ágiles) está centrado sobre todo en las personas, los individuos que componen los equipos de trabajo, y que ahora tienen más libertad y poder de decisión.

Hablamos de equipos auto-organizados con capacidad para impactar directamente en la experiencia de los clientes, entregando valor de manera continua y adaptándose al cambio de manera constante y efectiva.

¿Entonces cuál es el problema?

Como con cualquier otra práctica que se pone de moda (ya pasó hace unos años con el «coaching»), surgen muchos autodenominados «expertos» que venden sus conocimientos y experiencia, con el único objetivo de aprovechar el tirón del momento.

Con esto no quiero decir, que no haya excelentes profesionales consolidados en el sector, pero si que es cierto que cada mes aparecen de 2 a 3 nuevos «gurus» de la agilidad.

El intrusismo unido a la «perversión» del propio concepto, está provocando que en muchas empresas, los resultados no están siendo los esperados.

Como ya comenté en su momento, para que una organización pase de un modelo de gestión más tradicional a uno Agile, se requiere de una importante gestión del cambio a nivel de empresa, equipos, personas.

No es algo que vamos a conseguir de una semana para otra.

En una organización con un modelo de gestión tradicional, jerárquico y de control, no vamos a conseguir nada positivo en certificar a algunos empleado como «Scrum Masters» o «Product Owners» sin antes hacer una inversión importante en gestionar el cambio a nivel interno.

Si no están alineadas todas las capas organizativas (Gerencia, Mandos Intermedios, Equipos Técnicos,etc) no vamos a llegar a buen puerto.

Pues bien el recientemente etiquetado como «postureo agile» ha logrado que muchas empresas y sus equipos se autodenominen ágiles, sin muchas veces entender que significa el propio concepto.

Lo que está de moda se vende bien, pues todo proyecto o empresa innovadora ha de llevar el sello «Agile» en algún lugar, y si puede ser que se vea bien.

Luego nos encontramos con los técnicos, que de un día para otro pasan a ser «Scrum Masters» sin tener las aptitudes ideales para ello (eso sí, tienen un papel impreso que dicen que saben de eso) y cantidad de «Agile Coachs» en LinkedIn que se autodenominan expertos cuando hace unos meses no sabían ni lo que significaba la expresión, pero que tras hacer un curso de 1 semana, son los mejores coachs del sector.

La gestión de proyectos, sea con métodos más tradicionales o ágiles es un camino de aprendizaje continuo, y que abarca un abanico completo de áreas de conocimiento (gestión de alcance, riesgos, calidad, costes, cronogramas de tiempo, equipo, etc).

Conocimientos que lógicamente no vamos a conseguir únicamente con unos días de formación.

Con esto no quiero decir que no sea útil la formación, todo lo contrario es fundamental y es parte de la solución al problema, pero no va a funcionar si nos quedamos únicamente en este punto.

¿Cuál es la solución al problema?

La solución pasa por informarse bien antes de iniciar ningún procedimiento de cambio a nivel de organización y entender que el cambio se ha de dar a nivel en todos los niveles y no únicamente a nivel del equipo técnico.

Se ha de comunicar adecuadamente, se ha de formar al personal y se ha de «acompañar el cambio».

Aquí hay dos elementos importantes: formación y acompañamiento (coaching).

Por un lado hay que buscar cuál es la formación más adecuada, buscar acompañamiento externo (consultoría/coaching) de profesionales (de verdad, no de los de «tengo un papel que lo dice») que faciliten el cambio, al menos en sus fases iniciales, para luego ya seguir el proceso con personal interno bien formado y cualificado.

Finalmente recordemos también que no en todos los proyectos aplica usar prácticas ágiles, nada es negro o blanco, será pues el gestor de proyectos quien deba decidir dependiendo del contexto y su propia experiencia, que herramientas, prácticas o frameworks aplicar en cada escenario.

¿Qué opinas sobre lo expuesto? ¿Has tenido alguna experiencia positiva o negativa en relación a implementar Agile en tu organización o equipo?

Como siempre, espero vuestros comentarios, ideas y sugerencias en la sección de comentarios.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

3 Certificaciones Agile con alta demanda en el mercado laboral

En el artículo de hoy, me gustaría hablarte sobre 3 certificaciones Agile con alta demanda en el mercado.

Como ya sabrás las prácticas ágiles están en auge, cada vez son más las empresas que adoptan esta filosofía de trabajo y los diferentes frameworks asociados a la misma, tales como Scrum, Kanban, etc

Por ello, reforzar tus conocimientos en este área, potenciando de esta manera tu CV es una muy buena idea.

A continuación te explico todo lo que tienes que saber sobre las 3 Certificaciones Agile más solicitadas actualmente:

PMI ACP – Agile Certified Practitioner

Esta es desde mi punto de vista la certificación Agile más completa actualmente en el mercado por varias razones:

  • Se exige experiencia habiendo participado en entornos donde se hayan aplicado prácticas Agile
  • Es una certificación muy completa, donde se trabajan los conceptos subyacentes de la agilidad, y los diferentes frameworks de trabajo: Scrum, Kanban, XP, DSDM, etc
  • Es una certificación del PMI, con el prestigio que esto conlleva (requiere un examen presencial, en un entorno controlado, etc)

En EEUU es ya la certificación del PMI con más rápido crecimiento, y en España se solicita cada vez más a nivel de empresa.

Professional Scrum Master (Scrum.org)

Esta certificación es quizás la más conocida, y está enfocada sobretodo en el framework de trabajo Scrum.

Ideal para aquellos que trabajáis actualmente o aspiráis a ser Scrum Masters, Product Owners o directamente trabajar en un equipo donde se aplique Scrum.

Esta certificación tiene la siguientes ventajas:

  • Está acreditada por Scrum.org (fundada por Ken Schwaber  uno de los creadores de Scrum)
  • Es ampliamente reconocida y muy demandada a nivel de mercado laboral
  • Tiene la facilidad de poder realizarse cómodamente desde tu casa y un coste de 150$, sin necesidad de acreditar experiencia o formaciones oficiales previas al examen.

CSM – Certified Scrum Master (Scrum Alliance)

Esta certificación también está ampliamente reconocida al igual que la anterior, siendo creada por uno de los creadores de Scrum.

Esta certificación requiere realizar una formación previa de 16h con un instructor oficial certificado (Certified Scrum Trainer), por lo tanto tiene un coste sensiblemente superior a la anterior.

Mi recomendación:

Yo suelo aconsejar a mis alumnos obtener al menos 2 certificaciones ágiles, para tener más posibilidades en los filtros y procesos de selección laboral.

Dado que la certificación PMI ACP es muy completa y parte de la misma (casi un 40%) trata sobre temas de Scrum, tiene todo el sentido intentar optar a la vez a una certificación de Scrum oficial.

Con este objetivo en mente he diseñado un Curso Online, que te permitirá superar en tan solo 4 semanas con 1h de dedicación diaria tanto el PMI ACP como el Professional Scrum Master I.

Este curso incluye todo lo necesario para poder preparar eficazmente ambas certificaciones (incluidos simuladores de exámenes), además de ofrecer 21 PDUs para aquellos que estéis certificados como PMPs y necesitéis mantener la certificación.

Podéis ver información más detallada del curso, requisitos, costes aquí:

Curso Online Agile PMI ACP + ScrumMaster

 

PMP/CAPM, Project Management

¿Cónoces la Teoría de las Restricciones o TOC?

En las últimas semanas me han hablado de la teoría de las restricciones en varias ocasiones, por lo que he considerado oportuno tratar el tema en este artículo de mi blog para dar a conocer la teoría a todos aquellos que aún no la conozcan.

Las siglas TOC (Theory of Constraints) fueron definidas por Eliyahu M. Goldratt, un doctor en Física Israelí.

Inició su investigación y el desarrollo de su teoría en forma de una novela, su best-seller «La meta».

En este libro, Eliyahu Goldratt desarrolla su teoría de manera lúdica, en el entorno de una empresa manufacturera sentenciada a la liquidación; su gerente, Alex Rogo, tiene tres meses para recuperar la rentabilidad de la empresa y la estabilidad en su familia.

La teoría se basa en que un sistema (una planta de producción, una empresa, etc) está formado por elementos interdependientes y que, al igual que en una cadena, el sistema sólo puede ser tan fuerte como su eslabón más débil, es decir, la restricción/limitación o cuello de botella.

En este caso el concepto de restricción/limitación es todo aquello que nos limita a conseguir nuestro objetivo.

Existen tres tipos de limitaciones:

1. Limitaciones físicas: son equipos, instalaciones o recursos humanos, entre otros, que evitan que el sistema cumpla con su meta.

2. Limitaciones de políticas: son todas las reglas que evitan que la empresa alcance su meta (por ejemplo: no hacer horas extras, trabajar en otros turnos, no vender a plazos, etc).

3. Limitaciones de mercado: Cuando el impedimento está impuesto por la demanda de sus productos o servicios.

La teoría de las restricciones se basa en cinco puntos correlativos de aplicación:

TOC

Gran cantidad de organizaciones utilizan actualmente como sistema de gestión la teoría de las limitaciones, para identificar los cuellos de botella y buscar soluciones ágiles a los problemas.

Muchos conceptos de mejora continua, Lean Kanban, están intimamente relacionados con la teoría de las limitaciones y la obra del físico israelí.

Si te interesa la teoría de las restricciones y quieres saber más puedes adquirir el libro en Amazon: La Meta de Eliyahu M. Goldratt

Para finalizar os dejo un interesante vídeo que ilustra el contenido teórico del libro:

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

5 Aplicaciones (Gratuitas) para mejorar tu Productividad

En algunos artículos pasados ya he hablado sobre herramientas de gestión de proyectos y técnicas para ser más eficiente y no procrastinar, en el artículo de hoy me gustaría centrarme en 5 herramientas/aplicaciones que podemos usar para ser más productivos en nuestro día a día.

Estas son las 5 herramientas que personalmente os recomiendo:

  1. Trello
  2. Evernote
  3. IFTTT
  4. Buffer
  5. PomoTime

A continuación os incluyo una breve descripción/resumen de cada una de ellas:

Trello: Esta herramienta es perfecta para gestionar tus propios proyectos del día a día, te permitirá trabajar de manera muy visual, creando entornos de gestión basados en el método Kanban.

Podrás clasificar tus tareas en «to do» «doing» and «done» y la versión gratuita es muy completa y te permite realizar casi todas las gestiones necesarias para mejorar tu productividad.

Evernote: Otra herramiente clásica, también muy funcional en su versión gratuita.

Evernote te servirá para hacer «descansar a tu cerebro», es decir podrás ir dejando notas de casi todo, almacenando la información que consideres importante para su posterior consulta.

Cuenta con un potente buscador que te permitirá dar con aquel dato que necesitas en el momento preciso.

IFTTT: «If This, Then That» esto es lo que vienen a significar las siglas de esta curiosa y útil aplicación de automatización de tareas y procesos, que nos permitirá olvidarnos de algunas tareas manuales y repetitivas, Ej:

Buffer: Esta herramienta es especialmente útil si invertimos tiempo habitualmente en las redes sociales, nos permitirá automatizar la publicación de los artículos y notícias en facebook, linkedin, twitter, etc

Además nos permite crear un calendario, de manera que podemos dejar indicado en que días y a que horas queremos que se publiquen nuestros contenidos.

PomoTime: Esta aplicación os sonará a aquellos que ya trabajeis con la técnica de productividad «pomodoro».

La técnica Pomodoro usa un reloj para dividir el tiempo dedicado a un trabajo en intervalos de 25 minutos (llamados ‘pomodoros’ por la forma de tomate del clásico reloj de cocina que usó el creador de la técnica) separados por pausas.

Con PomoTime podrás poner en práctica la técnica pomodoro y comprobar su efectividad.

Espero que estas herramientas os ayuden a mejorar vuestra eficiencia y eficacia en el día a día.

Recuerda compartir el artículo en tus redes para que otros profesionales se puedan beneficiar de estas herramientas y técnicas.

¿Cónoces alguna otra herramienta útil para mejorar la productividad? No dejes de indicarla abajo en la sección de comentarios.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP