Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Ya sabes cuál es el ROI de gestionar la Felicidad en tus proyectos?

En el artículo de hoy quiero hablarte de un concepto que está bastante de moda: La felicidad en el entorno de trabajo y como esta puede afectar a la productividad de los empleados.

Ya en su momento, el Dr. Herzberg definió su teoría de factores higiénicos y factores motivacionales, donde nos quedaba claro que para estar motivados en el día a día, se han de cumplir previamente una serie de factores higiénicos: (ver más sobre la teoría de Herzberg aquí)

herzberg

Dicho esto, para hacer una buena gestión de la felicidad de nuestros empleados o miembros de equipo, nos tendríamos que plantear directamente, que les haría felices.

Esta primera pregunta es esencial, ya que no todo el mundo tiene los mismos valores o definiría la felicidad de la misma manera.

En todo caso, un aumento de salario no es un factor motivacional como muchos creen, sino un factor higiénico, además de tener un efecto temporal.

En muchas ocasiones la flexibilidad horaria, el “work from home” y la conciliación trabajo/familia, son puntos que ayudan y mucho a mejorar el ambiente de trabajo y potenciar la productividad.

También el crear un ambiente de trabajo colaborativo y abierto, no tóxico, en el cuál no se castigue el error sería un factor esencial (ver más sobre “team building” y el Caso Aristóteles de Google aquí)

Está comprobado que en las organizaciones donde hay más libertad horaria y se trabaja por objetivos y no por control de horas y “presentismo”, el personal es mucho más productivo y feliz.

Tengo amigos que trabajan en empresas punteras, en las cuáles hay salas de juegos, billares, futbolines, zonas de descanso (donde incluso puedes echarte una siesta) y es más, en una de ellas, incluso te ofrecen que seas tu mismo quien decida el total de días de vacaciones que quieres tomarte, sin ningún limite.

Pues bien, curiosamente, el número de días de vacaciones que se toman, es igual o menor al de las empresas donde está marcado por normativa y regulado estrictamente.

Y no solo lo anterior, sino que a algunos de ellos les he preguntado cuantas siestas se han tomado este último año o cuantas partidas de billar han hecho.. y su respuesta ha sido unánime: “siestas 0” y “el billar se ha convertido en punto de reunión” para resolver temas relacionados con el trabajo en si mismo.

Pero lo mejor de esto, es que ha sido su propia decisión, no viene forzada por una política interna o por algún jefe o superior, sino que al tener libertad de lo que puedes hacer o no hacer, muchas veces, al sentirse uno valorado y sin un control excesivo, se tiende a trabajar más y ser más productivo.

Todo lo contrario al modelo de empresa tradicional, con control de entrada-salidas, descansos, en las cuáles cualquier excusa es buena para dejar de trabajar (café, zumo, cigarro, charlas de pasillo, reuniones que se alargan horas y son nada efectivas, etc).

Aquí entra el factor psicológico, si como empleado te sientes valorado, se cumplen tus factores higiénicos y tienes libertad para gestionar tu tiempo en base a unos objetivos comunes (tuyos, de equipo y de empresa), está claro que vas a rendir mucho más que no en ambientes de control absoluto y falta de auto-gestión y libertad.

En relación a estos puntos y con el objetivo de poder medir el resultado de las prácticas anteriores, algunas empresas innovadoras han implantado controles de felicidad, en los cuáles los empleados al salir de la oficina cada día, pueden hacer click en un botón indicando su grado de felicidad de ese día en particular:

felicidad empresarial

De esta manera se puede llevar un control diario, semanal, mensual.. del estado de felicidad de toda una organización y evaluar si algún cambio crítico (por ej, cambio en la gerencia o cambio de herramientas de trabajo) han afectado o influenciado en el nivel de felicidad del empleado.

El objetivo final de una correcta gestión de la felicidad es lograr mantener a las personas en un estado mental positivo que les permita realizar adecuadamente su trabajo y potenciar la productividad.

¿Tú que opinas? ¿Consideras importante gestionar la felicidad en tu empresa? ¿Conoces algún caso de éxito de implantación de estas prácticas?

Como siempre espero vuestros comentarios y aportaciones a la discusión.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

SCRUM MASTER: ¿Qué es y qué no es?

En el artículo de hoy, me gustaría clarificar el concepto de “Scrum Master”, ya que aparece muchas veces mencionado en diversos foros pero no siempre se acaba de entender cuál es el rol de este perfil.

El Scrum Master es por definición un rol de Scrum.

Scrum es un modelo de referencia que define un conjunto de prácticas y roles, y que puede tomarse como punto de partida para definir el proceso de desarrollo que se ejecutará durante un proyecto.

No es el objetivo de este artículo definir Scrum, pero para aquellos que queráis tener nociones básicas sobre el tema, os recomiendo la lectura de este divertido post: “Explicando Scrum a mi abuela”

Volviendo al objeto del artículo, el Scrum Master, es justamente el responsable de asegurar que se cumplen las buenas prácticas y valores descritos en el modelo Scrum.

El Scrum Master tendría una figura similar a la de un coach/mentor que acompañará al equipo durante todo el desarrollo del proyecto y asegurará que se cumplan las buenas prácticas, actuando como un facilitador y solucionador de problemas.

Entre otras funciones, el Scrum Master debe:

  • Asesorar y formar a los diferentes miembros para trabajar de forma autoorganizada y con responsabilidad de equipo.
  • Moderar  las reuniones.
  • Resolver impedimentos que en el sprint pueden entorpecer la ejecución de las tareas.
  • Gestionar las “dinámicas de grupo” en el equipo.
  • Encargarse de la configuración, diseño y mejora continua de las prácticas de scrum en la organización.

Para ello necesitará trabajar sus habilidades blandas (soft skills), como lo son:

  • Habilidades de comunicación
  • Habilidades de gestión de equipos
  • Habilidades de motivación
  • Habilidades de negociación

Sin los anteriores soft skills, difícilmente un ScrumMaster podrá llevar a cabo correctamente sus tareas.

Aquellas personas que trabajan ejerciendo un rol de ScrumMaster o aspiran a ello, suelen obtener una certificación oficial de Scrum, siendo una de las más extendidas el Professional Scrum Master I de Scrum.org

Este certificado, acredita los conocimientos básicos sobre Scrum y el rol del ScrumMaster.

Para obtenerlo, es necesario superar un examen online (abonando previamente las tasas de 150$) de 80 preguntas tipo test y una hora de duración.

Si se responden correctamente más del 85% de preguntas se obtiene al instante la certificación PSM I de Scrum.org, altamente demanda en el mercado laboral.

Si os interesa conocer más sobre Scrum y otros modelos y frameworks ágiles, hemos diseñado un curso online, que te permitirá en apenas 1 mes de estudio, obtener una doble titulación:

Estas 2 certificaciones están muy demandadas en los portales de trabajo y suelen ser un “must” en cualquier perfil relacionado con la gestión y una perfecta herramienta para destacar en los procesos de selección y no morir en los “filtrados” de los equipos de RRHH.

Este curso online te proporcionará una visión global de la filosofía de trabajo subyacente tras la agilidad y los métodos y frameworks ágiles más usados en la actualidad.

Y si estás certificado como PMP, este curso te facilitará 21 PDUs para ayudarte a mantener en buen estado la certificación.

Puedes obtener más información de este curso Agile en el siguiente enlace: Curso Online Agile (Scrum Master + PMI ACP) 

Para más información o resolución de dudas, podéis contactarme a través de la web o en mi correo: [email protected]

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

 

PMP/CAPM, Project Management

¿Qué certificación de Gestión de Proyectos me conviene más?

En el artículo de hoy, voy a intentar dar un poco de luz sobre el tema de las certificaciones profesionales en gestión de proyectos.

Cada vez más son los profesionales que se interesan por afianzar sus conocimientos y de alguna manera “formalizar” su experiencia y trayectoría profesional obteniendo una certificación en gestión de proyectos.

Muchas veces, el problema o la dificultad radica en saber detectar cuál es la certificación más adecuada para cada uno, y es que, no hay una respuesta universal.

La certificación a elegir dependerá entre otras cosas, del sector profesional, la experiencia acumulada, la necesidad, el objetivo a conseguir, etc

Por ello he considerado interesante y necesario el redactar este artículo para dar algunas pautas a todos aquellos que estéis en esta situación, y espero que la lectura del mismo os ayude a tomar la mejor decisión para vuestras carreras profesionales.

Si tienes poca o ninguna experiencia en gestión de proyectos:

En el caso de tener poca o ninguna experiencia en gestión, pero si interés en introducirte en este apasionante mundillo, la certificación que aplicaría es el CAPM – Certified Associate in Project Management.

Esta certificación internacional del PMI (Project Management Institute) está justamente pensada para aquellos profesionales que quieren dedicarse a la gestión de proyectos, pero aún no tienen la experiencia/conocimientos necesarios.

Para obtener esta certificación, se han de demostrar 23h de formación en gestión de proyectos y superar un examen tipo test de 150 preguntas en 3 horas.

Obtener la certificación CAPM es una muy buena vía de entrada a la gestión de proyectos y puede marcar un antes y un después en tu carrera profesional.

Si ya tienes experiencia como gestor de proyectos:

En este segundo caso, para aquellos profesionales con experiencia (+3 años) gestionando proyectos, lo que conviene es obtener una certificación que acredite de alguna manera esta experiencia, además de los conocimientos adquiridos a lo largo de la trayectoría profesional.

En este caso, la certificación con más demanda a nivel laboral y con más reconocimiento y prestigio internacional es el PMP – Project Management Professional.

Para obtener esta certificación se deben cumplir una série de requisitos (mínimo 3 años de experiencia) y 35h de formación en gestión de proyectos, y superar un examen tipo test de 200 preguntas en 4h.

Podéis leer más información y detalle sobre los pasos necesarios para ser PMP en este otro artículo que redacté hace unas semanas: 7 Pasos para obtener tu Certificado PMP

Si ya eres CAPM o PMP y buscas ampliar tus conocimientos/obtener nuevas certificaciones:

En el caso de ya estar certificado como CAPM o PMP, existen opciones de formación complementaria, algunas de ellas muy interesantes como el PMI ACP – Agile Certified Practitioner.

Este certificación es la que más crecimiento está teniendo en los EEUU y si bien originalmente estaba más enfocada a proyectos de IT, cada vez más se está aplicando a otros sectores.

Muestra de ello es que en la próxima edición del estándar de gestión de proyectos: PMBOK Sexta Edición, se incluirá un anexo con el enfoque “agile” al final de cada área de conocimiento.

En la certificación PMI ACP se cubren los diferentes frameworks y métodos ágiles existentes como por ejemplo Scrum,Kanban,XP, etc

Una de las ventajas de obtener la certificación PMI ACP es que en el proceso se estudia el framework Scrum en profundidad por lo que podemos optar a otras certificaciones como PSM I (Professional Scrum Master) con relativa facilidad.

Un artículo que escribí hace un tiempo, explica el por que PMBOK y los métodos ágiles no son excluyentes, sino más bien complementarios: PMBOK vs SCRUM

Espero que la lectura del artículo os ayude a enfocar el tema de la certificación profesional en gestión de proyectos y a clarificar las dudas sobre las diferentes opciones existentes.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

 

PMP/CAPM, Project Management

Scrum y 40 Métodos Ágiles – ¿Los conoces todos?

Scrum no es ni de lejos el único framework ágil, aunque si uno de los más extendidos y conocidos.

El artículo de hoy ha sido inspirado por otro publicado en el blog de la consultora Deloitte: Navigating the Agile Landscape

Este artículo ha sido muy comentado en las redes, y aparte de algunas críticas recibidas por la complejidad de los mapas visuales mostrados (se supone que todo lo ágil debe de ser fácil de usar), me ha parecido un interesante y completo resumen.

Ser ágil hoy en día no es tan sencillo como seguir un único método o framework como Scrum, para conseguir el éxito en un proyecto, se necesita, como muchas veces he comentado en mis artículos, “hacer un traje a medida”, es decir utilizar el método o técnica apropiado para solucionar el problema en particular con el que nos encontramos.

Por lo tanto una correcta y exitosa gestión de proyectos hoy en día, requerirá del uso combinado de diferentes técnicas, modelos o frameworks, ágiles y tradicionales así como de la experiencia en gestión del Project Manager y su equipos para conseguir los objetivos marcados.

Os dejo a continuación, el “famoso” mapa de la agilidad creado por el equipo de Deloitte:

Pódeis ver el mapa en movimiento con las diferentes capas incluidas en el post original que os adjuntaba al inicio del artículo.

Hace no mucho escribí en el blog un artículo sobre los 3 métodos ágiles más conocidos: Scrum, XP, Kanban, pero no son ni mucho menos los únicos frameworks existentes en el mercado, habiendo más de 40 (incluyendo algunas modificaciones de los originales).

Me ha parecido interesante adjuntaros también este SlideShare de Craig Smith, donde se describen estos métodos y frameworks, entre ellos Scrum, de manera resumida:

 

Si os interesa la agilidad, y quéreis conocer los diferentes métodos y técnicas ágiles que existen a día de hoy, a la vez que obtener 2 importantes y reconocidas certificaciones profesionales como son PMI ACP (Agile Certified Practitioner) y PSM I (Professional Scrum Master) no dejéis de consultar el Curso Online Agile.

El curso online Agile facilita también 21 Technical PDUs para aquellos que ya tengáis alguna certificación profesional del PMI.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

3 Modelos de Gestión para Proyectos Ágiles

El uso de métodos ágiles como una aproximación a la gestión de proyectos se ha incrementado exponencialmente en los últimos años.

Los estudios del PMI (Project Management Institute) han demostrado que el uso de la agilidad se ha triplicado en los últimos años.

Si bien el uso de metodologías ágiles encaja perfectamente para el desarrollo de software, hoy en día se aplica en muchos otros sectores, siendo la tendencia actual el combinar los métodos de gestión más tradicionales con las nuevas técnicas ágiles.

3modelos_agile

Dicho esto os quiero hablar hoy de los 3 modelos de gestión para proyectos ágiles más usados en la actualidad: Scrum, XP y Kanban

Comencemos con el más conocido y extendido: Scrum

Scrum es un marco de referencia y metodología de gestión de proyectos con un enfoque ágil, especialmente útil en proyectos de desarrollo de software, pero también portable a otro tipo de proyectos y sectores.

Scrum está especialmente indicado para proyectos en entornos complejos, donde se necesita obtener resultados pronto, donde los requisitos no están bien definidios o sujetos a variabilidad y donde la innovación, la competitividad, la flexibilidad y la productividad son fundamentales.

 scrum_agile

Scrum se basa en bloques temporales cortos y fijos (iteraciones), cada iteración debe proporcionar un resultado completo, un incremento del producto final.

Si quieres saber más sobre SCRUM y su funcionamiento, puedes leer este entretenido artículo: Explicando Scrum a mi abuela

Otro método muy utilizado es XP (eXtreme Programming):

La programación extrema se diferencia de las metodologías tradicionales principalmente en que pone más énfasis en la adaptabilidad que en la previsibilidad, algunas características de este método:

  • Desarrollo iterativo e incremental: Llevar a cabo pequeñas mejoras, unas tras otras.
  • Pruebas unitarias continuas: Frecuentemente repetidas y automatizadas
  • Programación en parejas: Se recomienda que las tareas de desarrollo se lleven a cabo por dos personas en un mismo puesto.
  • Frecuente integración del equipo de programación con el cliente o usuario: Se recomienda que un representante del cliente trabaje junto al equipo de desarrollo.
  • Corrección de todos los errores antes de añadir nueva funcionalidad: Hacer entregas frecuentes.
  • Refactorización del código: Reescribir ciertas partes del código para aumentar su legibilidad y mantenibilidad pero sin modificar su comportamiento.

Finalmente otro enfoque para la gestión de proyectos ágiles, es el método Kanban:

El término “kanban” proviene del japonés, donde “Kan” significa visual y “Ban” tarjeta o tablero. El sistema Kanban se deriva de los sistemas de producción “lean” usados en Toyota.

kanban_agile

La metodología de desarrollo Kanban limita en trabajo en progreso (WIP -Work in progress) para ayudar a indentificar incidencias y minimizar al máximo los costes asociados con los cambios durante el desarrollo.

El método Kanban tiene asociadas las siguientes características:

Visualizar:

  • Visualizar el flujo de trabajo y hacerlo visible es la base para comprender cómo avanza el trabajo. Sin comprender el flujo de trabajo, realizar los cambios adecuados es una tarea compleja.

Limitar el trabajo en curso:

  • Como hemos mencionado antes, limitar el WIP (Work in Progress) nos ayuda a identificar problemas y minimizar el impacto económico de posibles cambios durante el desarrollo.

Dirigir y gestionar el flujo:

  • Se debe supervisar, medir y reportar el flujo de trabajo a través de cada estado.

Hacer las Políticas de Proceso Explícitas:

  • Configurar las reglas y directrices del trabajo. Entender las necesidades y asegurarnos de seguir el flujo y las reglas correctamente. Las reglas definirán cuando y por qué una tarjeta debe pasar de una columna a otra.

Utilizar modelos para reconocer oportunidades de mejora:

  • Cuando los equipos tienen un entendimiento común de las teorías sobre el trabajo, el flujo de trabajo, el proceso y el riesgo, es mucho más fácil que pueda proponer oportunidades de mejora.

Estos 3 métodos son los más usados actualmente para gestionar proyectos ágiles, si quieres profundizar en ellos y saber más sobre la filosofía Agile, te recomiendo el Curso Online Agile

Con este curso online aprenderás sobres estos métodos y podrás preparar eficazmente las certificaciones Agile oficiales del PMI (PMI ACP) y Scrum.org (PSM I), adicionalmente si ya eres PMP (Project Management Professional) te otorgará PDUs con las que poder mantener en buen estado tu certificación.

Si tienes cualquier duda o quieres que te amplíe información, no dudes en contactarme.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

El futuro de la gestión de proyectos: Metodologías tradicionales VS Agilidad

Muchos son los que se plantean que es mejor, si seguir con la gestión de proyectos basada en metodologías y estándares tradicionales (como las cubiertas por las certificaciones PMP y Prince2) o migrar hacía la filosofía y conceptos ágiles (como las cubiertas por las certificaciones PMI-ACP y Scrum Master).

scrum

Si queréis saber más sobre el tema y cual es mi opinión personal al respecto, no dejéis de leer el siguiente artículo que he publicado en el Blog del Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona (UB): Metodologías tradicionales vs Agilidad

Si tras leerlo estáis interesados en obtener la Certificación PMP o PMI- ACP del Project Management Institute en CEOLEVEL te ofrecemos cursos intensivos de 2 días de duración con los que te garantizamos el aprobado:

Si quieres que te proporcione más información o tienes cualquier duda, puedes contactarme directamente por correo: [email protected] o vía twitter @ceolevel.com

Alejandro Perez, PMP

PMP/CAPM, Project Management

PMI-ACP: La certificación Agile que arrasa en EEUU

Hoy dedicaré el artículo semanal a presentaros una de las nuevas certificaciones en gestión de proyectos que está sonando con más fuerza en los EEUU y que se está extiendo rápidamente al resto de países.

PMI-ACP (Agile Certified Practioner) es la certificación de más rápido crecimiento entre todas las ofrecidas por el PMI (Project Management Institute).

Sus estudios  han demostrado que el uso de la agilidad se ha triplicado en los últimos años, y que el 75% de empresas que emplean metodología Agile tienen éxito en sus proyectos, versus el 65% de las que se basan únicamente en metodologías tradicionales.

agile_pmi_acp

Uno de los mayores beneficios de esta certificación de cara a sus poseedores, es que acredita tanto los conocimientos teóricos como la experiencia práctica en gestión de proyectos.

Esta certificación será de interés también para los que ya estén certificados como PMP – Project Management Professional, ya que es un excelente complemento y otorga 21 de las 60 PDUs necesarias para mantener dicha certificación.

Otra de las principales ventajas de la certificación PMI ACP respecto a otras certificaciones ágiles es que cubre la mayoría de metodologías disponibles actualmente (Scrum, Kanban, XP,Lean, etc)

Organizaciones como la Scrum Alliance (responsables de la certificación Certified Scrum Master) y expertos mundiales de la talla de Alistair Cockburn, Michele Sliger, Dennis Stevens y Jesse Fewell entre otros, han colaborado y/o dado apoyo a esta certificación al entender que complementa las certificaciones ágiles existentes.

El contenido de la certificación se divide en 7 áreas:

  • Agile Methods and Mindset
  • Value-Driven Delivery
  • Stakeholder Engagement
  • Boosting Team Performance Practices
  • Adaptative Planning
  • Problem Detection and Resolution
  • Continuous Improvement (Product, Process, People)

Si estás pensando en actualizar tus conocimientos en gestión de proyectos y te mueves en entornos ágiles esta es tu certificación.

Si eres PMP y trabajas en entornos de gestión mas tradicionales pero quieres conocer otras herramientas y técnicas que puedas incorporar en tu día a día, también puede interesarte esta certificación, además de ayudarte a obtener PDUs.

Si tienes interés en profundizar en el temario de esta certificación y quieres prepararte con garantía de éxito para el examen, te recomiendo que asistas a una de nuestra formaciones intensivas de certificación PMI- ACP

Puedes consultar todos los requisitos para obtener esta certificación  y demás detalles en la sección de preguntas y respuestas.

Alejandro Pérez

PMP/CAPM, Project Management

Certificaciones Agile: CSM vs PMI-ACP

El uso de Agile como una aproximación a la gestión de proyectos se ha incrementado dramáticamente en los últimos años. Gartner predice que en breve los métodos ágiles de desarrollo serán utilizados en el 80% de todos los proyectos de desarrollo de software.

Los estudios del PMI (Project Management Institute) han demostrado que el uso de la agilidad se ha triplicado en los últimos años. Además, estos estudios demuestran el valor que puede tener la agilidad en la disminución de los defectos del producto, la mejora de la productividad del equipo y la entrega cada vez mayor de valor del negocio.

CSM & PMI-ACP

CSM & PMI-ACP.

En un artículo anterior de mi blog ya comenté algunas diferencias importantes entre las diferentes certificaciones de gestión de proyectos existentes en la actualidad:  ¿PMP, Prince2, Scrum/Agile, ITIL, Lean Six Sigma?

En el artículo de hoy me voy a centrar en dos certificaciones con alta demanda en la actualidad, ambas centradas en el agilismo: CSM: Certified Scrum Master y PMI-ACP: PMI Agile Certified Practitioner

CSM: Certified Scrum Master

Esta certificación está dirigida a profesionales interesados en la obtención de un conocimiento de trabajo de Scrum y la planificación para convertirse en un Scrum Master. Esto incluiría miembros de Scrum Team, Product Owners, Product Managers, Project Managers, Sponsors, programadores, diseñadores, ingenieros de software, analistas de negocios, etc

PMI-ACP: PMI Agile Certified Practitioner 

Es una certificación dirigida a Directores de Proyectos, Product Owners, Agile Masters y, en general, a cualquier profesional que desee acreditar sus conocimientos sobre la filosofía, los conceptos y las principales técnicas de gestión ágil de proyectos.

Comparativa CSM vs PMI-ACP

CSM & PMI-ACP

CSM & PMI-ACP.

Espero que la información del artículo os ayude a tomar una decisión respecto a que formación es la más adecuada para vuestras necesidades particulares y que certificación os conviene más. En www.ceolevel.com hemos incorporado los cursos de certificación PMI-ACP, tanto para aquellos que desean tener un conocimiento de las metodologías ágiles y certificarse, como para aquellos que sean PMP y busquen nuevas herramientas y enfoques metodológicos a la vez que actualizan su certificación con PDUs (El curso PMI-ACP otorga 21 PDUs)

PMP/CAPM, Project Management

¿PMP, Prince2, Scrum/Agile, ITIL, Lean Six Sigma?

Cada vez son más los alumnos que me pregunta cuáles son las diferencias principales entre las diferentes certificaciones de gestión de proyectos, estándares y metodologías y en cuál deberían enfocarse y centrar su esfuerzo. Como supondréis no existe una respuesta universal ya que dependerá de la experiencia del interesado, su trayectoria profesional y sus objetivos a medio y largo plazo, y es que efectivamente hay tantas opciones como lapices de colores.

lapices

Comenzaré este artículo describiendo brevemente las diferencias entre unas y otras, dado que aunque muchas veces las metemos en la misma “bolsa” hay importantes diferencias entre unas y otras:

PMP: La certificación PMP (Project Management Professional) está basada en la guía PMBOK publicada por el PMI (Project Management Institute), el PMBOK es un estándar de gestión de proyectos no una metodología, por lo tanto se basa en “best practices” y recomendaciones recogidas durante años por expertos en la gestión de proyectos y reunidas a modo de guía en el Project Management Body of Knowledge (PMBOK).

Prince2: Prince2 es una metodología establecida originalmente por el gobierno británico y usada actualmente en todo el mundo, por lo tanto determina y guía que procesos deben ejecutarse y en que orden, aportando plantillas e instrucciones más detalladas. La certificación Prince2 está basada en esta metodología.

Scrum/Agile: Scrum es un framework o modelo de desarrollo ágil caracterizado por adoptar una estrategia de desarrollo incremental, en lugar de la planificación y ejecución completa del producto. Utilizado en mayor medida en proyectos de desarrollo de software. A día de hoy sobre este framework destacan dos certificaciones: Certified Scrum Master (CSM) de la ScrumAlliance.org y Professional Scrum Master (PSM) de Scrum.org, la diferencia de opinión y visión de los fundadores de Scrum terminó en la separación de los mismos y la creación de estas dos certificaciones. También existe una certificación del PMI que cubre una visión más global de las metodologías Agile (sin cerrarse a un framework en concreto), la PMI-ACP (Agile Certified Practitioner) que es recomendable para aquellos que buscan obtener una visión más global (incluyendo Scrum, Lean, Kanban, XP, etc).

ITIL: Desarrollada a finales de 1980, la Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de la Información (ITIL) se ha convertido en el estándar mundial de facto en la Gestión de Servicios Informáticos, por lo tanto no es un estándar o metodología de gestión de proyectos sino de gestión de servicios.

Lean Six Sigma: Lean Six Sigma es una metodología de mejora de procesos que combina dos ideas: Lean, una recolección de técnicas para reducir el tiempo necesario para la producción de productos o servicios, y Six Sigma, una recolección de técnicas para mejorar la calidad de los mismos. Las certificaciones comprenden diferentes niveles, denominados “belts” que indican el nivel de experiencia y conocimientos de los practicantes.

¿Que certificación me conviene?

Como he comentado al inicio del artículo dependerá de tu trayectoria profesional, tu experiencia y tus necesidades actuales y  a medio/largo plazo la elección de una u otra certificación. Personalmente recomendaría el PMP como primera certificación para tener una visión global y luego elegir cualquiera de las otras certificaciones comentadas dependiendo de tu perfil, necesidad y motivación.

Espero que el artículo os resulte de interés, si tenéis intención de formaros en gestión de proyectos y obtener vuestro certificado PMP (Project Management Professional) o PMI ACP (Agile Certified Practitioner), no dudéis en contactarme para recibir más información o resolver cualquier duda que podáis tener.

Alejandro Pérez