PMP/CAPM, Project Management

La Clave del Éxito en los Proyectos: El Factor Humano

Muchas veces cuando se habla de un proyecto exitoso, se define como aquel proyecto en el cuál se han cumplido los objetivos tal y como estaban planificados, es decir obtener el alcance en tiempo, en coste y con la calidad esperada.

Si bien no vamos a negar que esa definición es correcta, si que la faltaría añadir algún que otro matiz.

En los proyectos aunque puedan estar llenos de herramientas de medición, métricas, aplicaciones, etc al final estamos interactuando siempre con personas, con seres humanos.

En cualquier tipo de profesión en la cuál interactuamos con otros individuos lo más importante es justamente esto, nuestra capacidad para tratar con las personas.

Puedes acabar un proyecto a tiempo, con el coste requerido pero sin embargo haber generado un malestar general en los stakeholders durante el desarrollo del mismo, ¿esto sería un proyecto exitoso?

Por lo contrario puedes retrasarte o desviarte del presupuesto inicial ligeramente y sin embargo tener a los interesados felices debido a una buena gestión de los mismos y de la comunicación durante el transcurso del proyecto.

Con esto quiero destacar que aunque obviamente es importante cumplir con los hitos planificados, es aún más importante entender la psicología subyacente de las relaciones interpersonales con los interesados en el proyecto.

Muy acertadamente en la nueva edición del PMBOK recientemente publicada, se ha incluido un nuevo capítulo que ayuda a entender el «rol del gestor de proyectos», en este capítulo en la sección de skills de liderazgo se destaca que un común denominador en todos los proyectos son las personas, por encima de las herramientas, números o métricas.

Dicho lo anterior, ¿Qué cualidades debería tener un buen gestor de proyectos?

Pues diferentes estudios nos indican que las más importantes deberían ser:

  • Ser optimista y positivo
  • Ser colaborativo
  • Gestionar adecuadamente las relaciones y los conflictos
  • Dedicar gran parte del tiempo a la comunicación
  • Ser respetuoso
  • Demostrar integridad
  • Tener sensibilidad con las diferencias culturales
  • Dar crédito a quien le corresponde
  • No dejar de aprender

Estas son algunas de las cualidades destacadas en el nuevo PMBOK Sexta Edición.

Para desarrollar nuestras capacidades blandas como gestores, nos pueden ayudar tambíen técnicas y herramientas como el Liderazgo Situacional, la técnica BATNA o la PNL.

Al final, se trata de no dejar nunca de aprender e ir creciendo tanto profesionalmente como personalmente.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP