PMP/CAPM, Project Management

Cambios en los exámenes y certificaciones del PMI durante el 2019

El artículo de hoy pretende ser informativo y darte una visión global de todos los cambios que se avecinan durante este 2019 en relación a las certificaciones del PMI (Project Management Institute).

Un cambio importante es el nombramiento de Sunil Prashara como su nuevo CEO.

Sunil ya ha informado que durante los próximos 4 años se avecinan cambios importantes en las certificaciones, para que estas estén más ligadas a las necesidades actuales y reales del mercado laboral.

Aparte de estos interesantes cambios que se avecinan y de los que ya os iré informando en su momento, hoy os anuncio 2 temas importantes:

  1. Cambios en el Exam Content Outline del examen PMP para Junio
  2. Cambios en la entidad gestora de los exámenes (hasta ahora Prometric)

Vamos a ver más detalle sobre estos cambios:

Cambios en el Exam Content Outline del examen PMP

Cada 3-5 años el PMI adapta los contenidos de sus exámenes de certificación, en su documento «Exam Content Outline» basándose en estudios y encuestas del mercado y sus necesidades.

El último estudio data del 2015 por lo que ya era necesario actualizarlo.

Esto supone que en Junio de este año tendremos un nuevo Exam Content Outline para la certificación PMP, y el 15 de Diciembre estos cambios se verán reflejados en el actual examen de certificación.

Tampoco hay que asustarse, dado que el PMBOK (Sexta Edición) que es la base de estudio del examen no cambiará aún, por lo que el contenido de estudio no debería variar, quizás si los porcentajes de preguntas por área de proceso, o más peso en la parte de Agilidad de cara al examen.

Tan pronto tengamos más detalle e información os iré informando, de momento puedes ir haciendo seguimiento de los cambios en la web oficial del PMI: https://www.pmi.org/update-center/certification-changes/pmp

UPDATE: Ya puedes consultar los cambios en este artículo–>
http://www.ceolevel.com/nuevo-pmp-exam-content-outline-2019-como-afectara-al-examen

Cambios en el centro gestor de los exámenes de certificación:

El segundo cambio es en relación al centro gestor de los exámenes que hasta ahora era Prometric, y que a partir del 30 de Junio será obligado realizarlos en Pearson/VUE.

Desde el mes pasado ya puedes solicitar tu examen en un centro Pearson/VUE: https://home.pearsonvue.com

Espero que la información te sea de utilidad, cualquier duda o consulta, como siempre estoy a tu disposición.


Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP 

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

«Tailoring» El secreto del éxito en tus proyectos

Hay muchos factores que pueden afectar positivamente o negativamente al éxito de un proyecto, entre los más destacados podríamos incluir:

  • Compromiso de la alta dirección
  • Correcta elección de la metodología y el equipo de gestión
  • Involucración de los interesados

Todos estos puntos son claves para llevar a cabo un proyecto exitoso, entiendo como tal aquel proyecto que acaba con el alcance, tiempo y coste esperados, entregando un resultado de calidad y con la satisfacción del cliente.

¿Gestión tradicional o Agile?

Últimamente se viene hablando mucho de las prácticas ágiles y como estas pueden ayudar a entregar valor y en muchos casos se menosprecia la gestión más tradicional por fases o waterfall.

Desde mi punto de vista, no hay ganadores ni perdedores en la batalla del método de gestión infalible, ya que como tal no existe.

Pero si que existe el buen gestor de proyectos, con experiencia, con visión, con soft skills trabajadas a lo largo de los años, con buen juicio, con ética e integridad.

Con esto quiero decir, que como he mencionado al inicio del artículo, uno de los puntos principales es la elección de un buen equipo de gestión.

Un gestor de proyectos que tenga la experiencia suficiente para gestionar la complejidad del proyecto.

Una complejidad que se puede dar a muchos niveles:

  • Gestión de los procesos
  • Gestión de las relaciones humanas
  • Gestión de la incerteza (riesgo)

Para gestionar un proyecto complejo, necesitaremos contar con un director de proyecto experimentado, que conozca bien las diferentes herramientas y métodos de gestión (tradicional y agile).

Alguien con la capacidad de elegir el mejor enfoque en cada momento, dependiendo de factores tales como:

  • Nivel de definición del alcance
  • Nivel de variabilidad en los requisitos
  • Criticidad del Proyecto
  • Deadlines de tiempo y coste
  • Complejidad del Proyecto
  • Cultura Empresarial
  • Experiencia del equipo
  • Etc

Analizando todos estos y otros muchos factores, un buen gestor de proyectos debería ser capaz de hacer un «tailoring» adecuado al proyecto.

Con el concepto de «tailoring» me refiero a la capacidad de escoger los mejores métodos y herramientas para gestionar los diferentes niveles de complejidad del proyecto.

Y no solo escogerlos, sino adaptarlos a la realidad del proyecto. Esta adaptación de las herramientas y los procesos de gestión son desde mi punto de vista un factor determinante en el éxito de un proyecto.

Al igual que no es lo mismo comprarse un traje de oferta en unos grandes almacenes que ir a una sastrería y que te diseñen uno a medida, tampoco se puede dar una solución perfecta para todo tipo de proyectos.

Es aquí donde la experiencia y el buen hacer del «sastre» marcarán la diferencia en la calidad del resultado final.

¿Qué conocimientos debería tener todo Gestor de Proyecto?

Dicho esto, un buen profesional debería tener una combinación de experiencia y conocimientos técnicos, más un conjunto de habilidades blandas bien trabajadas.

Yo personalmente recomendaría:

  • Certificarse como PMP o CAPM: Esto dará una base de conocimiento completa el profesional: Buenas prácticas, vocabulario y estructura mental.
  • Certificarse en Agilidad: Conocer el «mindset» Agile y las diferentes herramientas, prácticas y marcos de referencia tales como Scrum, Kanban, XP
  • Potenciar y formarse en habilidades blandas: empatía, inteligencia emocional, oratoria, persuasión, liderazgo, negociación, etc

Los puntos anteriores los recomendaría a cualquier profesional que esté ejerciendo como director de proyecto o aspire a ello.

Limitarse a «vivir» de la experiencia sin formarse o quedarse solo con una visión de la gestión (ya sea la tradicional o la agile), será negativo dado que no permitirá realizar un buen «tailoring» o «traje a medida» para el proyecto, al desconocer parte de las opciones disponibles.

¿Tú que opinas? ¿Añadirías alguna otra recomendación?

Como siempre, tus comentarios son más que bienvenidos en la sección dedicada a los mismos al final de este artículo.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Conoces las diferencias entre Gestión Tradicional y Agile?

En el artículo de hoy quiero hablarte de las diferencias principales entre una gestión de proyecto tradicional (también conocida como waterfall) o una gestión Agile.

También quiero darte algunos consejos para que sepas en que casos te conviene utilizar una u otra, ya que como en otras áreas de la vida, no hay una solución mágica para todo.

Lo importante para un gestor de proyectos es contar con el mayor abanico posible de herramientas y conocimientos.

Esto nos va a permitir seleccionar los mejores planteamientos en cada caso y hacer un «tailoring» adecuado para cada proyecto, dependiendo las circunstancias.

Antes de comenzar a ver las diferencias entre una gestión de proyectos más tradicional o una basada en prácticas ágiles, me gustaría recordar que no es mejor una que otra, simplemente en algunos casos conviene usar una y en otros otra.

Diferencias principales entre la Gestión Waterfall y la Gestión Agile

Una de las principales diferencias en la gestión de proyectos empleando métodos ágiles es la elaboración progresiva.

En vez de realizar un análisis y planificación detallada al inicio del proyecto, vamos a ir trabajando en bucles (también conocidos como iteraciones o sprints)

La idea es poder adaptarse al cambio sin demasiada fricción.

Lo que se busca con la agilidad es obtener cuanto antes un producto mínimo viable que poder presentar al cliente y luego ir trabajando con incrementos de valor en cada ciclo o iteración.

No se da por válida una iteración si no aporta un valor añadido al producto del proyecto.

Después de cada iteración, se revisa lo que ha funcionado y lo que no para tenerlo en cuenta en las siguientes.

Este enfoque de elaboración progresiva basado en ciclos iterativos nos va a permitir responder al cambio mucho mejor y adaptarnos a sus consecuencias.

¿En que casos es recomendable la Gestión Agile vs la Gestión Tradicional?

Pues esto dependerá de cada situación, pero en términos generales, todos aquellos proyectos donde el alcance esté poco definido o sepamos que los cambios en el mismo van a ser muy frecuentes, tiene sentido aplicar prácticas ágiles.

Proyectos tipo desarrollo de software o de I+D son candidatos muy claros a utilizar un enfoque agile, pero no los únicos.

Realmente las prácticas e implementaciones ágiles más comunes como Scrum y Kanban, son aplicables a casi cualquier tipología de proyecto.

Por lo general vale la pena hacerse estas preguntas:

  • ¿Los requisitos y el alcance en general está bien definido y acotado por todas las partes?
  • ¿Hemos realizado un proyecto similar en el pasado y contamos con planes y lecciones aprendidas que nos pueda ayudar?
  • ¿Lo que hoy es cierto y está documentado será siguiendo cierto mañana?

Si las repuestas son positivas, apuesta por una gestión tradicional, bien planificada y por fases (waterfall) si las respuestas son negativas, opta por una gestión Agile.

¿Qué otros factores debo tener en cuenta?

Obviamente intervienen otros factores a tener en cuenta, como por ejemplo la cultura de la organización.

No es posible cambiar la manera de hacer las cosas de un día para el otro, y pasar de trabajar con un sistema de gestión tradicional a uno agile implica entre otras cosas: comunicar bien el cambio, entender el cambio y formar a las personas claves de la organización.

Si los puntos comentados en el párrafo anterior no se llevan acabo adecuadamente y dedican los recursos necesarios para apoyar la transformación, más que agilidad, estaréis implementando el caos en vuestra organización.

¡Quiero saber más sobre los métodos e implementaciones Agiles!

Espero que este artículo te ayude a entender las diferencias principales entre ambos sistemas de gestión y saber escoger el más apropiado según las circunstancias propias del proyecto y la organización.

Si quieres profundizar en estos temas, conocer que supone ser Agile, los marcos y métodos de referencia como Scrum, Kanban, XP y mucho más no dejes de revisar nuestro Curso Agile: PMI ACP + ScrumMaster, posiblemente el curso más completo del mercado para dar el salto a la agilidad.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Project Management

La formación Agile más completa: PMI ACP + ScrumMaster

Como ya sabrás, las prácticas ágiles están de moda, son tendencia.

El problema, como con cualquier otra moda (por ejemplo la del coaching), es que hay mucho «humo» y cuesta discernir aquellas prácticas que realmente aportan valor.

Justamente con el objetivo de aportar valor, te presento la que posiblemente sea la formación Agile más completa que vas a encontrar: PMI ACP + ScrumMaster

Esta formación ya está disponible en formato intensivo presencial (Madrid/Barcelona) y también en formato Online.

¿Qué diferencia a esta formación de otros cursos de Scrum o Agile?

En la mayoría de cursos de Scrum, se habla únicamente de Scrum.. y Scrum no es Agile y Agile no es Scrum, me explico:

Una buena formación Agile, no debe centrarse únicamente en el marco de trabajo Scrum (eso sería quedarse con una visión muy sesgada y limitada de la realidad) sino en dotar al participante de una visión global de la agilidad, esto incluye los valores compartidos, las habilidades blandas, y otras capacidades que se le presuponen a un especialista Agile.

Y no solo eso, una buena formación Agile, tiene que darte una visión global de todas las prácticas actuales: Scrum, Kanban, XP, DSDM, etc

Esto es lo que pretendemos con nuestro curso PMI ACP + ScrumMaster, dotar a los participantes de una visión de 360 grados, global pero profundizando en los aspectos más importantes.

Una formación dinámica y participativa pero sin shows, humo, ni artificios: únicamente Agile en su estado más puro.

Esta formación se imparte en 2 formatos: presencial en 2 días (Viernes tarde y Sábado completo) o en formato online (sin horarios fijos, a tu ritmo).

Con esta formación estarás capacitado para superar los 2 exámenes de certificación Agile con más demanda en el mercado laboral:

  • PMI Agile Certified Practitioner (ACP) de PMI.org
  • Professional Scrum Master I (PSM I) de Scrum.org

Si quieres conocer el temario detallado, costes, fechas, etc no dejes de visitar la web del curso:

Formación PMI ACP + ScrumMaster

También puedes resolver cualquier duda sobre el curso o las certificaciones llamando al (+34) 932556175 estaré encantado de asesorarte personalmente.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

Objetivo 2019: Certificarte en Gestión de Proyectos (PMP|ACP|ScrumMaster)

Ya estamos en el 2019 un nuevo año y nuevos objetivos y retos por delante.

Enero es el mes en el que muchos de nosotros y muchas empresas dedicamos para marcar las nuevas metas a cumplir en el año que comienza.

Como ya sabrás el mercado laboral es cada vez más competitivo y la lucha por conseguir ese puesto soñado o ser el candidato elegido para liderar el nuevo proyecto puntero de la compañía es cada vez más complicado.

Nos pueden ayudar a conseguir esos objetivos muchos factores, tales como una buena experiencia profesional, el networking, el dominio de idiomas, etc

Pero aún dominando todo lo anterior, en muchas ofertas de trabajo nos encontraremos que nos piden certificaciones profesionales. Unas de las más demandadas en la actualidad son las de Gestión de Proyectos.

 

Las certificaciones en Gestión de Proyectos, tales como el PMP, CAPM, PMI ACP, PSM I, etc son útiles para profesionales de cualquier sector.

Muchos lectores y futuros alumnos me escriben o llaman preguntándome si son certificaciones enfocadas a ingenierías o carreras técnicas únicamente, nada más lejos de la realidad.

Entre mis alumnos cuento con profesionales de todos los sectores, desde la construcción, consultoría, marketing, abogacía, farma, etc

Resumiendo, las certificaciones de gestión de proyectos aportan valor a profesionales de cualquier sector, incluso para emprendedores que necesitan gestionar sus propios proyectos.

Al final, en estas formaciones y certificaciones, lo que se trabaja son las buenas prácticas, técnicas, herramientas y marcos de trabajo para implementar en el día a día y profesionalizar nuestra labor.

Dado que hay muchas certificaciones en el mercado, os recomiendo que leáis este artículo que escribí sobre que certificación elegir: ¿Qué certificación de gestión de proyectos me conviene?

Y si después de leer el artículo tienes cualquier duda o prefieres hablar conmigo personalmente para que te asesore, no dudes en escribirme o llamarme al  (+34) 932556175 estaré encantado de atenderte.

Nuestros alumnos nos escogen por la cercanía, profesionalidad y trato personalizado, puedes leer lo que opinan de nuestra formación aquí: Opiniones Cursos Gestión de Proyectos o también buscando por CEOLEVEL directamente en Google.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Ya sabes cuál es el ROI de gestionar la Felicidad en tus proyectos?

En el artículo de hoy quiero hablarte de un concepto que está bastante de moda: La felicidad en el entorno de trabajo y como esta puede afectar a la productividad de los empleados.

Ya en su momento, el Dr. Herzberg definió su teoría de factores higiénicos y factores motivacionales, donde nos quedaba claro que para estar motivados en el día a día, se han de cumplir previamente una serie de factores higiénicos: (ver más sobre la teoría de Herzberg aquí)

herzberg

Dicho esto, para hacer una buena gestión de la felicidad de nuestros empleados o miembros de equipo, nos tendríamos que plantear directamente, que les haría felices.

Esta primera pregunta es esencial, ya que no todo el mundo tiene los mismos valores o definiría la felicidad de la misma manera.

En todo caso, un aumento de salario no es un factor motivacional como muchos creen, sino un factor higiénico, además de tener un efecto temporal.

En muchas ocasiones la flexibilidad horaria, el «work from home» y la conciliación trabajo/familia, son puntos que ayudan y mucho a mejorar el ambiente de trabajo y potenciar la productividad.

También el crear un ambiente de trabajo colaborativo y abierto, no tóxico, en el cuál no se castigue el error sería un factor esencial (ver más sobre «team building» y el Caso Aristóteles de Google aquí)

Está comprobado que en las organizaciones donde hay más libertad horaria y se trabaja por objetivos y no por control de horas y «presentismo», el personal es mucho más productivo y feliz.

Tengo amigos que trabajan en empresas punteras, en las cuáles hay salas de juegos, billares, futbolines, zonas de descanso (donde incluso puedes echarte una siesta) y es más, en una de ellas, incluso te ofrecen que seas tu mismo quien decida el total de días de vacaciones que quieres tomarte, sin ningún limite.

Pues bien, curiosamente, el número de días de vacaciones que se toman, es igual o menor al de las empresas donde está marcado por normativa y regulado estrictamente.

Y no solo lo anterior, sino que a algunos de ellos les he preguntado cuantas siestas se han tomado este último año o cuantas partidas de billar han hecho.. y su respuesta ha sido unánime: «siestas 0» y «el billar se ha convertido en punto de reunión» para resolver temas relacionados con el trabajo en si mismo.

Pero lo mejor de esto, es que ha sido su propia decisión, no viene forzada por una política interna o por algún jefe o superior, sino que al tener libertad de lo que puedes hacer o no hacer, muchas veces, al sentirse uno valorado y sin un control excesivo, se tiende a trabajar más y ser más productivo.

Todo lo contrario al modelo de empresa tradicional, con control de entrada-salidas, descansos, en las cuáles cualquier excusa es buena para dejar de trabajar (café, zumo, cigarro, charlas de pasillo, reuniones que se alargan horas y son nada efectivas, etc).

Aquí entra el factor psicológico, si como empleado te sientes valorado, se cumplen tus factores higiénicos y tienes libertad para gestionar tu tiempo en base a unos objetivos comunes (tuyos, de equipo y de empresa), está claro que vas a rendir mucho más que no en ambientes de control absoluto y falta de auto-gestión y libertad.

En relación a estos puntos y con el objetivo de poder medir el resultado de las prácticas anteriores, algunas empresas innovadoras han implantado controles de felicidad, en los cuáles los empleados al salir de la oficina cada día, pueden hacer click en un botón indicando su grado de felicidad de ese día en particular:

felicidad empresarial

De esta manera se puede llevar un control diario, semanal, mensual.. del estado de felicidad de toda una organización y evaluar si algún cambio crítico (por ej, cambio en la gerencia o cambio de herramientas de trabajo) han afectado o influenciado en el nivel de felicidad del empleado.

El objetivo final de una correcta gestión de la felicidad es lograr mantener a las personas en un estado mental positivo que les permita realizar adecuadamente su trabajo y potenciar la productividad.

¿Tú que opinas? ¿Consideras importante gestionar la felicidad en tu empresa? ¿Conoces algún caso de éxito de implantación de estas prácticas?

Como siempre espero vuestros comentarios y aportaciones a la discusión.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Conoces la Certificación PMI ACP: Agile Certified Practitioner?

Hoy quiero dedicar el artículo a hablar sobre una de las certificaciones de gestión de proyectos con más creciente demanda: PMI ACP (Agile Certified Practitioner).

Esta es la certificación del PMI que cubre las prácticas ágiles en profundidad.

¿Qué se estudia en esta certificación y que la diferencia de otras certificaciones ágiles?

La certificación PMI ACP es una certificación global, con esto quiero decir que no se centra en un único framework de trabajo, sino en muchos.

Por un lado el PMI ACP cubre la filosofia de trabajo Agile, los enfoques de gestión para proyectos adaptativos y los diferentes frameworks como pueden ser Scrum, Kanban, XP, DSDM, etc

El contenido de la certificación está dividido en diferentes dominios y tareas:

Por lo tanto la principal diferencia frente a otras certificaciones ágiles, sería justamente esta, el obtener una visión global de la agilidad.

¿Qué requisitos son necesarios para certificarse PMI ACP?

Como la mayoría de certificaciones del PMI, se han de cumplir unos requisitos previos para poder obtener la certificación.

En este caso:

  • Experiencia general en proyectos
    2000 horas (12 meses) trabajando en equipos de proyectos en los últimos 5 años. (Si eres PMP este punto ya lo tienes aprobado)
  • Experiencia en proyectos ágiles
    1500 horas (8 meses) trabajando en equipos de proyectos ágiles en los tres últimos años.
    Estas horas son adicionales a las 2000 horas requeridas para la experiencia general en proyectos.
  • Formación en prácticas ágiles
    21 horas de formación en tópicos de gestión de proyectos ágiles.

No es necesario haber liderado los proyectos, simplemente haber participado.

En la inmensa mayoría de proyectos de desarrollo de software (y de otros sectores) se emplean técnicas como las iteraciones, desarrollo incremental del producto, daily meetings, retrospectivas, etc

Aunque no estéis utilizando un framework en particular como Scrum, si documentáis el uso de prácticas ágiles en vuestros proyectos es suficiente para poder aplicar al examen.

¿Cómo se documenta la experiencia?

Al igual que con las demás certificaciones del PMI, se debe rellenar la aplicación oficial en la web www.pmi.org, allí deberemos indicar nuestros datos de contacto, formación y la experiencia en los proyectos.

Una breve descripción dejando claro el alcance de los mismos y de las prácticas ágiles empleadas en los mismos será suficiente.

Finalmente deberemos indicar una persona de contacto (interna o externa (por ej un cliente)) que pueda, en caso de auditoria, confirmar con su firma nuestra presencia en estos proyectos.

Nota: Un 10% de las aplicaciones son auditadas aleatoriamente.

¿Cómo me preparo y con que frecuencia hay exámenes?

Hay convocatorias de examen (presencial) todas las semanas en la mayoría de ciudades a nivel mundial.

Para preparar el examen, no existe (como en el caso del PMP) de un manual o guía (PMBOK), sino que el PMI recomienda una serie de libros de referencia.

Hacerse con todos ellos y estudiarlos, puede resultar muy costoso (en términos de tiempo y dinero), por lo que he diseñado un curso online que resume los contenidos claves para superar el examen de certificación, dedicando 1h al día durante 4 semanas.

El curso incluye además un simulador de preguntas realista para practicar la experiencia de examen.

Por otro lado el curso prepara a su vez para obtener la certificación ScrumMaster, de manera que sin invertir mucho más tiempo, puedas obtener en apenas un mes, 2 certificaciones de gran prestigio y demanda en el mercado laboral.

Puedes ver más información del curso de preparación aquí: Curso PMI ACP + ScrumMaster (disponible en formato presencial y online)

¿Esta formación otorga PDUs para mantener el PMP u otras certificaciones del PMI?

Al finalizar nuestra formación, hacemos entrega de un certificado, que acredita 21h de formación en prácticas ágiles que pueden ser comunicadas al PMI para mantener en buen estado vuestra certificación PMP.

Si después de leer el artículo, tienes alguna duda, puedes contactarme directamente o dejar tu pregunta en la sección de comentarios, estaré encantado de poder ayudar 🙂

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP 

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¡¡Auditoría Fallida!! ¿Por qué el PMI ha rechazado mi aplicación a examen?

En el artículo de esta semana quiero profundizar en uno de los aspectos que más preocupa a los futuros aspirantes a PMP o CAPM, el temido proceso de aplicación a examen y la posible auditoría por parte del PMI.

Ya escribí un breve artículo donde detallaba como funciona el proceso de aplicación/auditoría, centrándome en los pasos a seguir durante el proceso: ¿Cónoces el proceso de auditoría del PMI? 

El proceso de auditoría es aleatorio y no todas las aplicaciones son procesadas y analizadas con tanto detalle (aproximadamente un 10% de candidatos son auditados) pero como buenos Project Managers que somos debemos de estar preparados y anticiparnos a los riesgos 🙂

En el artículo de hoy, me voy a centrar en aquellos casos que el PMI rechaza tras la auditoría y a explicar cuáles son las causas más comunes y lo mejor de todo, como evitarlas.

Es posible que tras enviar toda la información de experiencia requerida y documentación solicitada, recibamos por parte del PMI un correo negativo como este:

Estos son malas noticias, un «Eligibility Not Met» implica que hasta que demostremos lo contrario no somos candidatos aptos para realizar el examen.

En el caso de haber sido auditados después de haber realizado el pago, el PMI nos devolverá el importe abonado, menos una tasa de 100$ por el concepto de revisión de la aplicación.

Se pueden dar 3 escenarios:

  1. Auditoría fallida dado que la información no es exacta, falta detalle o algún documento no se ha enviado correctamente, en este caso tenemos varios intentos hasta cumplir con las demandas (eso si, nuestros 100$ por intento los vamos a perder).
  2. Auditoría fallida por no presentación de documentos, en ese caso, el PMI no nos permitirá presentarnos de nuevo hasta pasado un año
  3. Auditoría fallida por fraude, este es el peor escenario, y se daría en el caso que hayamos falsificado información o mentido en datos de nuestra experiencia, si el PMI lo constata y hay certeza del engaño, se nos prohibirá de por vida ser miembro de la asociación y poder obtener cualquier de sus certificaciones.

La mayoría de casos de auditorías fallidas se dan debido al detalle inexacto o poco preciso en la descripción de los proyectos y nuestras tareas como PM en el mismo.

La frase más importante que deberíamos recordar a la hora de cumplimentar correctamente nuestra información de experiencia en la aplicación es la siguiente:

«La descripción de nuestras tareas en el proyecto, tiene que hacer referencia a tareas de gestión, alineadas con los grupos de procesos del PMBOK (inicio, planificación, ejecución, monitorización y control, cierre)»

Algunos consejos:

  • Utiliza terminología del PMBOK al describir tu rol como PM
  • Asegurate de describir correctamente el proyecto (no confundir con mantenimientos, operaciones, etc)
  • Utiliza proyectos recientes si es posible (solo es posible presentar proyectos de los últimos 8 años) y te será más fácil de documentar y defender en caso de auditoría
  • Recuerda describir claramente tu rol como PM y no tus roles técnicos

Te recomiendo encarecidamente que leas el documento: «Things to Consider when Applying for PMP» , este es un documento oficial del PMI, que indica con detalle aquellos puntos en los que tienes que tener especial cuidado o consideración para evitar fallar la auditoria.

Si sigues todos estos pasos, estoy seguro que no tendrás ningún problema en superar el proceso y podrás presentarte a examen.

Espero que este artículo te haya resultado útil para resolver tus dudas y si tienes cualquier consulta adicional, o quieres compartir tu experiencia personal con el proceso de aplicación/auditoria puedes hacerlo en la sección de comentarios.

¡Ayuda a otros candidatos a superar su proceso de auditoría compartiendo esta información en tus redes!

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

Value Manager ¿Ha muerto el PM Tradicional?

El 6 y 7 de Octubre tuvo lugar el PMCampBCN, un evento anual de gestión de proyectos que sigue el formato «OpenCamp» en el cuál los participantes deciden a primera hora de la mañana como transcurrirá el resto del día.

La idea de un OpenCamp es que sea muy interactivo y todos los participantes tengan ocasión de aportar valor a la discusión. De esta manera como asistente al evento, puedes decidir dar una charla, exponer una preocupación o abrir un foro de debate.

Estas charlas/debates se van realizando a lo largo del día y los participantes pueden decidir cambiar de una a otra, ya que varias de ellas pueden darse al mismo tiempo en diferentes salas.

La verdad es que es un formato muy práctico y que permite compartir en los 2 días del evento, muchísima información, contrastar opiniones y llevarte un montón de nuevas ideas y conceptos a casa.

Una de las charlas/debates que genero bastante participación, fue una en la que se discutía el valor del project manager como figura gestora y sus funciones presentes y futuras.

En muchos casos el project manager es la figura que gestiona el proyecto desde su inicio hasta su fin, pero no siempre participa en la oferta ni tampoco tiene peso en el proceso de transición. Esto varía dependiendo el tipo de organización (si es mas funcional, matricial o proyectizada) y el tipo de proyecto que se lleva a cabo.

¿Cómo se debe medir la eficacia de un PM? Parece una pregunta fácil.. pero no lo es tanto, se suele simplificar al hecho de que el proyecto finalice cumpliendo con el alcance, coste y tiempos que se habían planificado originalmente.

¿Pero es así de sencillo? Es decir, ¿debemos medir el éxito del PM basándonos tan solo en estas métricas o deberíamos ir más allá? ¿Debería ser un PM un gestor de valor para la organización?

¿Cómo medimos el valor que aporta esta figura en la organización?

En algunos foros se habla de la «muerte del PM» tal y como lo conocíamos hasta ahora, aparecen las figuras del Scrum Master y Product Owner, ¿Hasta que punto es necesario un PM al uso para un entorno Agile?

Estas y otras muchas preguntas se debatieron en el foro, con presencia de PMs de muy diversas nacionalidades y backgrounds.

Muchos opinaron que la figura del PM debería actualizarse en un futuro próximo, y pasar no tan solo a gestionar el proyecto, sino a ser un valor añadido para la organización, ser un gestor de valor o «value manager», no midiéndose el éxito del mismo por cumplir con las aristas de la triple restricción (alcance, tiempo y coste) sino por el valor total que aporta a la organización.

Me gustaría abrir un debate sobre ello, para conocer de primera mano las opiniones de los diferentes profesionales del sector:

¿Qué opinas respecto al concepto de Value Manager vs Project Manager?

¿Qué métricas se deberían emplear para medir el trabajo de un PM en la organización?

¿Desaparece o se diluye la necesidad de figura de PM tradicional en un entorno Agile?

Puedes dejar tus respuestas y opiniones a estas preguntas y lo comentado en el artículo, en la sección de comentarios.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

PMP/CAPM, Project Management

+761,905 Certificados PMPs a nivel global | Analizamos los números

Una de las preguntas más comunes en mis cursos de preparación para la Certificación PMP es saber cuantos profesionales hay ya certificados en España y cuál es la tasa de crecimiento anual.

Como ya habréis observado, la Certificación PMP está en auge y muy demandada en la mayoría de portales de trabajo y procesos de selección, donde  muchos candidatos son directamente descartados del proceso por no cumplir este requisito.

Para dar repuesta a estas preguntas y conocer cuál es el estado actual de la Certificación PMP a nivel mundial y local, he recopilado algunos datos de diferentes fuentes oficiales que espero sean de vuestro interés:

Estadísticas Globales a 31 Marzo 2017 (Fuente: PMIToday Magazine)

  • Miembros del PMI: 484,524
  • PMP– 761,905 (Project Management Professional Certification)
  • CAPM – 33,383 (Certified Associate in Project Management)
  • PMI-ACP – 15,115 (PMI Agile Certified Practitioner)
  • Números de  la Guía PMBOK en circulación: +5,5 millones.

Estadísticas Locales (España, datos del 2016, Fuente: PMI Madrid Chapter)

  • Número de socios de PMI: 6.889, incremento anual del -1,57% desde el 1 de enero, e interanual del 8,92%.
  • Número de certificados PMP: 9.259, incremento anual del 1,41% desde el 1 de enero, e interanual del 25,78%.
  • Número de certificados CAPM: 512, incremento anual del 0,79% desde el 1 de enero, e interanual del 27,68%.

A partir de estas estadísticas oficiales de PMI, España seguiría ocupando el puesto número 9 en el ranking de países con mayor número de asociados al PMI (inmediatamente por detrás de Reino Unido y Alemania).

Desde febrero de 2015 mantiene el puesto número 11 en el ranking de países con mayor número de certificados PMP, tras haber superado a Reino Unido.

De esta cifra se deduce que en España hay un creciente interés por la profesionalización del rol del Project Manager y una gran demanda de profesionales certificados PMP.

Espero que esto se traduzca en una mejora del grado de madurez y conocimiento del área de gestión de proyectos en las empresas, y que desde las capas directivas se le de la importancia que merece.

Invirtiendo los recursos necesarios (tanto a nivel de profesionales, como de herramientas y formación) con el objetivo de mejorar el resultado global de los proyectos y por ende los resultados de negocio.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP