PMP/CAPM, Project Management

Las 4 teorías motivacionales que deberías conocer

En el artículo de hoy vamos a repasar cuáles son las principales teorías motivacionales y los aspectos más destacables de cada una de ellas.

Si estás preparando el examen de Certificación PMP o CAPM, este artículo te servirá de repaso dado que las teorías motivacionales explicadas  son objeto de estudio y pueden aparecer preguntas sobre las mismas en el examen.

teorias_motivacionales

1) La Pirámide de Maslow

Comenzaremos con la que probablemente sea la más conocida por todos: La pirámide de Maslow

Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

 

maslow2

A continuación la explicación de cada una las fases:

La base: Fisiología.
Lo primero que el ser humano necesita cubrir son sus necesidades básicas: comida, bebida,descanso, respiración, etc
Segundo escalón: Seguridad.
Una vez cubiertas las necesidades básicas, se pasa al escalón de la seguridad. Estoimplica un techo donde cubrirse, saber que se está protegido y tener recursos asegurados.
Tercer escalón: Afiliación.
El ser humano necesita relacionarse, sentirse aceptado y participar en una sociedad.
Cuarto escalón: Reconocimiento.
Tener éxito y ser respetado por los demás.
La cúspide de la pirámide: Autorrealización.Creatividad, moralidad, resolución de problemas. El ser humano llegará aquí cuando haya visto satisfechas el resto de sus motivaciones.

Ya dediqué una artículo completo a esta teoría motivacional meses atrás que puedes consultar aquí.

2) La teoría de Motivación-Higiene de Herzberg:

La segunda teoría motivacional que estudiaremos es la teoría de motivación-higiene de Herzberg:

Frederick Irving Herzberg (1923-2000) fue un renombrado psicólogo que se convirtió en uno de los hombres más influyentes en la gestión administrativa de empresas.

Herzberg propuso la «Teoría de los dos factores», también conocida como la «Teoría de la motivación e higiene». Según esta teoría, las personas están influenciadas por dos factores:

  • La satisfacción que es principalmente el resultado de los factores de motivación (ver dibujo). Estos factores ayudan a aumentar la satisfacción del individuo pero tienen poco efecto sobre la insatisfacción.
  • La insatisfacción es principalmente el resultado de los factores de higiene (ver dibujo). Si estos factores faltan o son inadecuados, causan insatisfacción, pero su presencia tiene muy poco efecto en la satisfacción a largo plazo.

herzberg

También dedique un artículo a esta teoría en el blog con anterioridad, puedes consultarlo aquí.

3) La teoría X  y la teoría Y de McGregors:

La siguiente teoría que vamos a ver es la teoría X y teoría Y de McGregors

Es una teoría que tiene una amplia difusión en la empresa.  La teoría X supone que los seres humanos son perezosos que deben ser motivados a través del castigo y que evitan las responsabilidades.

La teoría Y supone que el esfuerzo es algo natural en el trabajo y que el compromiso con los objetivos supone una recompensa y, que los seres humanos tienden a buscar responsabilidades

Teoria-X-y-Y1

Tenemos aquí un “problema de observación” ya que cuando somos preguntados con cuál nos identificamos la gran mayoría responde que con el modelo Y, sin embargo al ser preguntados por otras personas, componentes del equipo, compañeros de trabajo, etc  la mayoría asume que un gran porcentaje responde al modelo X.

Esto es falso, el modelo X no existe, es un prejuicio que tenemos sobre las demás personas, llegamos a una conclusión errónea de la naturaleza humana sin tener en cuenta los factores de entorno/contexto que pueden estar afectando a estas personas, realizando de esta manera un juicio precipitado y falso.

Si quieres profundizar sobre este aspecto, te recomiendo el artículo: «¿El Management está Muerto?»

4) La teoría motivacional de McClelland:

A continuación pasaremos a hablar de la teoría motivacional de McClelland:

McClelland enfoca su teoría básicamente hacia tres tipos de motivación: Logro, poder y afiliación:

mcClelland

  • Logro: Es el impulso de ser el mejor, de desmarcarse del resto, de tener éxito. Lleva a los individuos a imponerse a ellos mismos metas muy elevadas . Las personas movidas por este motivo tienen deseo de la excelencia, apuestan por el trabajo bien realizado y aceptan responsabilidades.
  • Poder: Necesidad de influir y controlar a otras personas  y/o grupos, necesidad de ser reconocidos por estos.  Habitualmente luchan por que predominen y se respeten sus ideas.
  • Afiliación: Deseo de tener relaciones interpersonales amistosas y cercanas, estar en contacto con los demás, prefieren el trabajo en grupo al individual.

Espero que os haya resultado interesante el artículo, existen más teorías motivacionales que las aquí expuestas, pero quizás estas son las más representativas, además necesitarás conocerlas si tienes interés en superar el examen de certificación PMP.

Alejandro Pérez, PMP

Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

¿Es posible motivar a un equipo?

Mucho se ha escrito sobre el comportamiento de las personas y la motivación de los equipos, ¿pero es esto realmente posible? ¿se puede motivar a todos los integrantes de un equipo?

Hay multitud de teorías sobre estilo de liderazgo y motivación, desde las clásicas, como la pirámide de Maslow o la teoría de los factores higiénicos de Herzberg, ambas aparecen mencionadas en el capítulo dedicado a la gestión de los recursos humanos en el PMBOK Quinta Edición, base de estudio para el examen de Certificación PMP.

motivacion_mini

¿Pero es realmente posible motivar a las personas? ¿Podemos influenciar en sus decisiones o en su comportamiento?

Tal y como mencionaba en mi anterior artículo sobre la muerte del management, existen dos tipos de entornos, los entornos complicados y los entornos complejos.

La diferencia entre un entorno complicado (como el sistema de un mecanismo de un reloj) y uno complejo, es que el primero se puede controlar, aplicando normativas y herramientas de gestión clásicas, en cambio un entorno complejo (como por ejemplo un equipo de personas) no puede ser manipulado, es decir, no tiene sentido intentar aplicar los mismos mecanismos y herramientas que aplicaríamos a los entornos complicados.

Como Project Managers, podemos persuadir a los miembros del equipo para que realicen las tareas necesarias con la calidad esperada, incluso podemos hacer uso de nuestro poder de premiar o castigar dependiendo del resultado obtenido, ¿pero esto realmente se puede definir como motivación? Difícilmente.

motivacion2_mini

La motivación es algo personal, lo que motiva a ciertas personas no motiva a otras, por lo tanto intentar aplicar acciones motivacionales a nivel de equipo o de empresa no suele dar muy buenos resultados.

Sería necesario analizar detalladamente las expectativas y necesidades de cada miembro del equipo en particular para poder enfocar mejor el trabajo a realizar y como evaluarlo y recompensarlo.

Todo y lo anterior, la motivación, no deja de ser «auto-motivación», el que decide estar o no motivado es un mismo.

Nosotros como project managers podemos intentar influenciar en ese proceso, diseñando una estrategia de motivación para el equipo y analizar sus necesidades y expectativas y persuadirles con nuestro razonamiento y lógica para que se motiven, pero al fin y al cabo esta motivación personal será el resultado de su proceso de análisis de lo que queremos de ellos y si finalmente sus objetivos y expectativas se ven alineadas con las que hemos definidido para el proyecto.

Lo que está claro, es que herramientas de «motivación» tales como los bonus, filosofias «up or out» y demás estrategias están más que pasadas de moda y son de muy dudosa efectividad.

Resumiendo, deberíamos pasar menos tiempo intentando motivar a nuestro equipo y más ayudándolo a que tomen sus propias decisiones en favor de la consecución de los objetivos definidos para el proyecto.

Alejandro Pérez, PMP

 

 

 

Project Management

La teoría de Motivación-Higiene de Herzberg

Entre las diferentes teorías motivacionales que existen hoy en día, son varías las que debemos tener en cuenta de cara a superar el examen de Certificación PMP, una de ellas es la teoría de motivación-higiene de Herzberg.

Frederick Irving Herzberg (1923-2000) fue un renombrado psicólogo que se convirtió en uno de los hombres más influyentes en la gestión administrativa de empresas.

Herzberg propuso la «Teoría de los dos factores», también conocida como la «Teoría de la motivación e higiene». Según esta teoría, las personas están influenciadas por dos factores:

  • La satisfacción que es principalmente el resultado de los factores de motivación (ver dibujo). Estos factores ayudan a aumentar la satisfacción del individuo pero tienen poco efecto sobre la insatisfacción.
  • La insatisfacción es principalmente el resultado de los factores de higiene (ver dibujo). Si estos factores faltan o son inadecuados, causan insatisfacción, pero su presencia tiene muy poco efecto en la satisfacción a largo plazo.

Según la investigación de Herzberg cuando los factores higiénicos son óptimos evita la insatisfacción de los empleados, y cuando los factores higiénicos son pésimos provocan insatisfacción.

herzberg

Estos factores higiénicos se refieren a las necesidades primarias de Maslow: necesidades fisiológicas y necesidades de seguridad, aunque incluye algún tipo social. Mientras que los factores motivacionales se refieren a necesidades secundarias: de estigma y autorrealización.

No todos están de acuerdo con esta teoría, algunos críticos comentan una serie de efectos negativos o contraproducentes, como el aumento de ansiedad, aumento del conflicto entre las expectativas personales y los resultados de su trabajo, sentimiento de explotación cuando la empresa no acompaña las nuevas tareas con el aumento de la remuneración, posible reducción de las relaciones interpersonales, etc

Como en el caso de la pirámide de Maslow que ya comentamos en otro artículo, estos modelos son útiles como modelos de referencia, aunque hay que adaptarlos a la situación y el contexto, de la persona, equipos y organizaciones.

Espero que os haya resultado interesante el artículo de esta semana.

Alejandro Pérez