Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

PMBOK vs SCRUM: Lucha de Titanes

Detrás de este título tan épico para captar vuestra atención, no hay otro objetivo que el de clarificar que es cada cosa, cuáles son sus pros y sus contras y ver si realmente existe una auténtica rivalidad entre ambos términos o si estos pueden complementarse.

Mucho se ha escrito sobre las ventajas y desventajas de gestionar proyectos en cascada o mediante metodologías ágiles como Scrum, pero ciertamente sigue habiendo mucho desconocimiento sobre el tema.

Día tras día leo y escucho afirmaciones como las siguientes:

  • “El PMBOK es una metodología muy rígida y compleja”
  • “Scrum es muy sencillo de aplicar e implementar en cualquier tipo de proyecto”
  • “Scrum es mucho mejor que el PMBOK para proyectos pequeños”
  • Etc

Antes de entrar en detalle, me gustaría clarificar los términos y sus significados para los que seáis neófitos en el tema:

pmbok_vs_scrum_v1

PMBOK: El PMBOK (Project Management Body of Knowledge) es un estándar de gestión de proyectos (reconocido como Global ANSI Standard), que recoge las mejores prácticas del sector, gestionado y actualizado periódicamente por el PMI (Project Management Institute) y que actualmente se encuentra en su Quinta Edición.

Si quieres saber más sobre el PMBOK puedes bajarte la guía definitiva de gestión de proyectos aquí.

SCRUM: Es un marco de referencia y metodología de gestión de proyectos con un enfoque ágil, especialmente útil en proyectos de desarrollo de software, pero también portable a otro tipo de proyectos y sectores.

Si quieres saber más sobre SCRUM, puedes leer este entretenido artículo: Explicando Scrum a mi abuela

Una vez introducidos los conceptos, me gustaría hacer enfasis en el error más comun: El PMBOK no es una metodología de gestión de proyectos.

No es una metodología, sino un estándar que recoge las mejores prácticas del sector y que por tanto es tarea del Project Manager decidir que procesos aplica, con que nivel de detalle y ver que metodología escoge para la gestión.

SCRUM es también un marco de referencia y posiblemente la metodología para entornos ágiles más usada, pero no la única, existiendo otras muy extendidas también como XP, FDD, Kanban, etc

Dicho esto, queda claro que no son opciones excluyentes, sino todo lo contrario, complementarias.

Puedes perfectamente gestionar un proyecto teniendo en cuenta las “best practices” y el marco conceptual definido en el PMBOK y aplicar prácticas y metodologías ágiles para su desempeño.

Por lo tanto, no es mejor una que la otra, dado que no son ni comparables, ni excluyentes.

Desde un punto de vista de mercado laboral, ambas tiene mucha demanda y tanto la Certificación PMP (basada en el PMBOK) y la certificación PMI ACP y ScrumMaster (basadas en las metodologías ágiles) tienen un importante prestigio y reconocimiento.

Mi recomendación suele ser, obtener en este orden las certificaciones:

  • PMP: Ya que para mi es una muy buena base de conocimiento sobre la cuál luego montar las demás certificaciones.
  • PMI ACP: La certificación con más crecimiento, ya que trata en profundidad la filosofía de trabajo ágil, a la vez que profundiza en las diferentes metodologías ágiles: Scrum, XP, FDD, Kanban.. etc
  • ScrumMaster: Certificación especializada en Scrum y muy útil para quienes vayan a trabajar o estén trabajando en entornos relacionados con esta metodología.

Espero que os haya resultado útil el artículo.

Saludos,

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP