Negociación y Conflictos, PMP/CAPM, Project Management

Como promocionar a Director de Proyectos con el PMP

Hoy aprovecharé el espacio de mi artículo semanal para explicaros como uno de mis alumnos pasó de ser consultor a director de proyectos con ayuda de la certificación PMP (si, habéis leído bien).

Jose trabajaba en una consultora llevando a cabo proyectos de tecnología para los clientes de la misma. Por lo general Jose participaba en los procesos de toma de requisitos, preparación de las propuestas y ejecución de las tareas técnicas, esto al inicio le pareció bien, pero pasados 5 años continuaba realizando las mismas tareas que le habían encomendado desde el primer día.

negociación_2

Podríamos pensar que Jose no avanzaba adecuadamente, que no estaba motivado o que no realizaba su trabajo con la calidad que se esperaba, pero no, era todo lo contrario.

Jose estaba implicado, motivado y su trabajo era siempre bien valorado por los clientes en los que trabajaba, adicionalmente en su tiempo libre dedicaba tiempo a prepararse y mejorar continuamente mediante la formación a veces auto-didacta y otras asistiendo a seminarios o cursos profesionales.

Pasados dos años más en la empresa y ansiando Jose un puesto reconocido de director de proyectos (llevaba tiempo realizando tareas de gestión pero la empresa era aún reticente a subirle de categoría, con el ajuste salarial que esto implicaba), pensó que quizás sería el momento de obtener la certificación PMP (Project Management Professional) de la que tanto había escuchado hablar y que según parecía estaba bien reconocida en el mercado laboral.

cert_pmp

Es aquí donde nos conocimos, Jose vino a uno de mis cursos intensivos de preparación para la Certificación PMP que imparto mensualmente en CEOLEVEL , me explicó su situación y le recomendé encarecidamente que abordara el tema de la certificación cuanto antes.

Después del intensivo de dos días donde trabajamos duramente a la vez que nos divertimos y compartimos experiencias profesionales, Jose continuo el estudio por su cuenta, una hora al día, ayudándose del material de estudio que le ofrecí, mi coaching y el acceso al simulador de examen donde practicó con más de 1500 preguntas.

Una vez Jose estuvo conforme con los resultados positivos del simulador se presentó al examen PMP  y lo superó a la primera.

Hasta aquí no tendría mayor valor la historia si no fuera por lo que sucedió a continuación..

negociación_1

Pasadas dos semanas de su certificación, el director de área le convocó a una reunión. Uno de los potenciales clientes de la consultora, les había hecho llegar una RFP para un proyecto de cientos de miles de euros y entre muchas de las condiciones del pliego, una les condicionaba: «El director de proyectos asignado debía estar certificado PMP», en la consultora Jose era el único certificado y por lo tanto su CV era el que se debía adjuntar a la propuesta a entregar al cliente.

Aquí Jose tenía la balanza a su favor y jugó sus cartas, aceptaba dirigir el proyecto y que su certificación fuera usada en la respuesta al pliego del cliente con la condición de que a final de año su puesto fuera reconocido y se hiciera efectiva su promoción con el ajuste salarial y promoción interna correspondiente.

El director de área aceptó de buen gusto las condiciones (si ganaban el proyecto, el aumento salarial estaría más que justificado) y felicitó a Jose por su reciente certificación.

Como veis, una certificación como el PMP, puede abrir muchas puertas y producir cambios y mejoras en nuestra situación laboral, respeto de los compañeros de profesión, partners y clientes. ¡No esperes más y cambia tu situación!

Alejandro Pérez, PMP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *