Negociación y Conflictos, Project Management

La Ventana de Johari y sus 4 Cuadrantes: Potente Herramienta de Autoánalisis

Aquí estoy de nuevo después de un merecido período de desconexión del blog, ¡vuelvo a la carga con nuevas ideas y energias renovadas! 🙂

Hoy os quiero hablar de una potente herramienta de autoanálisis, empleada por muchas empresas en dinámicas de grupo  para mejorar la comunicación, sinergias y desempeño de los diferentes  miembros de la organización.

El uso de esta herramienta os va a permitir conocernos mejor y os dará alguna que otra sorpresa.

La herramienta en cuestión es conocida como Ventana de Johari en honor al nombre de sus creadores, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham (he resaltado en negrita las letras que forman el nombre de su herramienta).

La Ventana de Johari es una herramienta de la psicología cognitiva.

Concretamente este modelo de análisis ilustra el proceso de la comunicación y analiza la dinámica de las relaciones personales.

La teoría se articula mediante el concepto de espacio interpersonal, que está dividido en cuatro áreas (cuadrantes), definidas por la información que se transmite (ver abajo ilustración).

Este modelo, propone dos puntos de vista o enfoques: el yo y los otros y lo hace desde dos enfoques diferentes: el emisor y el receptor.

La descripción de los 4 cuadrantes es la siguiente:

Área libre (Pública):

Es el cuadrante de aquello conocido por uno mismo y por los demás, aquí se incluiría todo lo que dejamos ver a los demás sobre nosotros mismos, lo que comunicamos abiertamente: experiencias, emociones, pensamientos, etc

Área ciega:

Es el cuadrante que incluye aquello que desconocemos de nosotros mismos, pero que si que conocen los demás (por ejemplo algo que hemos descubierto tras el comentario de algunas personas/amigos de confianza).

Muchas veces nos negamos a querer ver según que cosas, pero si más de dos o tres personas de confianza están de acuerdo en algún rasgo de nuestra personalidad, lo más probable es que algo de verdad haya en ello.

Área oculta:

En este cuadrante incluiríamos todo aquello que conocemos nosotros, pero que desconocen los demás, pensamientos, rasgos de personalidad, emociones, que somos reticentes a mostrar publicamente pero que también nos definen.

Área desconocida:

En este cuadrante, quizás el más intrigante, es donde se incluye todo aquello que desconocemos de nosotros mismos y que también desconocen los demás.

Aquí es donde hay un potencial, un área por descubrir, nuestra capacidad de aprender y crecer y moldearnos, aprendiendo cosas sobre nosotros que desconocíamos (por ejemplo cuando salimos de nuestra zona de confort).

¿Como aplicar la Ventana de Johari de manera práctica?

Hay muchas maneras de trabajar con la Ventana de Johari, una de las más clásicas es hacer un ejercicio como el siguiente:

  1. Haz una lista incluyendo entre 5 y 10 característica o rasgos que consideres que te definen como persona.
  2. Haz que otras personas de confianza (amigos, pareja, compañeros de trabajo, familia) con las que tengas relación habitualmente generen también una lista con los rasgos y características de tu persona
  3.  Una vez tengamos las diferentes listas, crearemos nuestra propia Ventana de Johari
  4. Clasificaremos como rasgos públicos, aquellos que hemos identificado nosotros y los demás en las diferentes listas
  5. Clasificaremos como rasgos ciegos aquellos que los demás han señalado pero no nosotros
  6. Clasificaremos como ocultos aquellos rasgos que hemos mencionado nosotros pero no los demás
  7. El resto de rasgos que no encajen en ninguna categoría, los dejaremos por descarte en el área desconocida (podrían o no pertenecer a este cuadrante, pero no necesariamente).

Os animo a realizar este ejercicio de autoanálisis que os dará seguramente más de una sorpresa y os permitirá conoceros mejor.

Al fin y al cabo la mayoría de ejercicios tipo “feedback 360” que se llevan a cabo en las organizaciones para valorar el trabajo de los diferentes empleados y líderes se basan en el trabajo de algunos de los cuadrantes de la Ventana de Johari.

Espero que os haya gustado el artículo y no dudéis en compartirlo en las redes para que otros puedan beneficiarse del conocimiento.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

8 thoughts on “La Ventana de Johari y sus 4 Cuadrantes: Potente Herramienta de Autoánalisis

  1. PEDRO ANTONIO CORDERO OSORIO

    Excelente herramienta organizacional y de uso personal, para conocer todo lo relacionado con nuestra actuaciones interpersonales.
    Definitivamente la sicología es una ciencia, que en nuestra era tecnológica no se le ha dado el verdadero valor que se le daba en tiempos pasados.

  2. Dr. Fernando Martínez

    Saludos Alejandro Pérez Ruiz, PMP, PMI-ACP. Nos alegra mucho que nos recuerdes la técnica de la ventana de JOHARI. Te comento que actualmente la usamos el el modulo de la CONCIENCIA PERSONAL dentro del Diplomado de Inteligencia Emocional para la Gerencia de Proyectos. Nosotros hicimos una variante y la llámanos la CASA DE JOHARI para trabajar las 30 capacidades emocionales que tomamos de los Marcos de Referencia de Mayer/Salovey, Reuven Bar-On y Daniel Goleman.

  3. Juan Pablo

    Muy buen artículo, lo vamos a aplicar entre las jefaturas de nuestra compañía para ir conociendo mejor a nuestros colaboradores, en el marco de sus labores diarias.

    Muchas gracias.

  4. Marcelo Paredes Breilh

    Muy interesante. Gracias por compartir.
    Consulto. Según el ejercicio sugerido, los rasgos “repetidos” iran al cuadrante público. Los rasgos desconocidos por mi pero conocidos por el resto iran al cuadrante ciego. Los rasgos conocidos por mi pero desconocidos por el resto irían al cuadrante oculto. Según esa lógica no iría ninguno al cuadrante “desconocido” 😮

    • ceolevel

      Gracias a ti Marcelo por tu amable comentario. Encantado de saber que te ha resultado interesante el artículo 🙂

      En relación a tu comentario, el cuadrante desconocido, es justamente eso, aquello que ni nosotros mismos ni los demás conocen sobre uno mismo, por lo tanto nadie sabe lo que puede o no puedo haber aquí, quizás algún rasgo conocido acaba mostrándose en algún momento, pero inicialmente está oculto para todos.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *