Negociación y Conflictos, Project Management

¿El conflicto es bueno o malo?

En el PMBOK Sexta Edición, guía base para la preparación de la Certificación PMP se trata el tema de los conflictos en los equipos en el capítulo de gestión de recursos humanos.

Entre las fuentes de conflicto, se encuentran la escasez de recursos, las prioridades del cronograma y los estilos personales de trabajo. Las reglas básicas del equipo, las normas del grupo y las prácticas de dirección del proyecto solidas, como la planificación de las comunicaciones y la definición de roles, reducen la cantidad de conflictos.

conflictos

El conflicto debe abordarse cuanto antes y generalmente en privado, mediante un enfoque directo y constructivo. Si el conflicto perjudicial continúa, es posible que sea necesario recurrir a procedimientos formales, incluyendo la posibilidad de adoptar acciones disciplinarias.

Podemos clasificar los conflictos en dos tipos:

El conflicto funcional, es aquel que nos permite tomar conciencia de los problemas, obtener una perspectiva más amplia acerca de estos y una mayor gama de posibles soluciones. Además promueve el aprendizaje, a través de la interacción y discusión constructiva. Las ventajas del conflicto funcional son las siguientes:

  • Evita o diluye conflictos más complejos y serios
  • Mejora la comunicación si ambas partes buscan y llegan a una solución acordada
  • Aclara polémicas y objetivos

El conflicto disfuncional, este tipo de conflicto tiene un impacto negativo en el equipo de trabajo, lo divide y profundiza las diferencias entre sus miembros, disminuyendo la posibilidad de encontrar soluciones. Los problemas que generan los conflictos disfuncionales son:

  • Generan tensión y ambiente no colaborativo
  • Pueden ser causa perdida de poder o status si no se gestiona adecuadamente
  • Bloquean la comunicación

La gestión exitosa de conflictos se traduce en una mayor productividad y en relaciones de trabajo positivas. Cuando se gestionan apropiadamente, las diferencias de opinión pueden conducir a una mayor creatividad y una mejor toma de decisiones.

conflicto_resolución

Existen seis técnicas generales de resolución de conflicto que debemos tener en cuenta (y estudiar si queremos superar el examen de certificación PMP):

  • Apartarse/Eludir: Retirarse de una situación de conflicto real o potencial.
  • Suavizar/Reconciliar: Hacer hincapié en los puntos de acuerdo más que en las diferencias.
  • Consentir: Buscar soluciones que aporten un cierto grado de satisfacción a todas las partes.
  • Forzar: Imponer su propio punto de vista a costa de los demás; ofrece soluciones únicamente de tipo ganar-perder.
  • Colaborar: Incorporar múltiples puntos de vista y visiones a partir de perspectivas diversas; conduce al consenso y al compromiso.
  • Confrontar/Resolver Problemas: Tratar un conflicto como un problema que debe resolverse mediante el examen de alternativas; requiere una actitud de concesión mutua y un diálogo abierto.

Como Project Managers podemos y debemos intentar evitar los conflictos disfuncionales, para ello podemos ayudarnos de las siguientes estrategias:

  • Manejar los conflictos de inmediato (no dejar pasar el tiempo y que estos se vayan complicando)
  • No permitir que el conflicto se transforme en algo personal (tratar el conflicto con profesionalidad sin dejar que nos afecte a nivel personal)
  • Practicar una comunicación clara (hablar con claridad y evitar posibles ambigüedades en el lenguaje)
  • Alentar diferentes puntos de vista (trabajar con el equipo para que todo el mundo pueda aportar su punto de vista, sin ser recriminado por ello)
  • No buscar culpables (intentar enfocarse en el problema, no en el culpable)

Podéis leer más sobre la gestión de conflictos en los siguientes enlaces:

Espero que os haya sido útil la lectura de este artículo y podáis poner en practica las estrategias mencionadas si os encontráis con conflictos en vuestros proyectos.

Alejandro Pérez

One thought on “¿El conflicto es bueno o malo?

  1. Las empresas cada vez tienen mas herramientas para poder prosperar.
    Ahora se utilizan para dejar de lado obstáculos antes insalvables o difíciles de resolver.
    No son herramientas de mano, pero tienen tanta o mas utilidad que éstas pues evitan un final indeseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *