PMP/CAPM, Project Management

3 Útiles Consejos para conseguir un puesto de Project Manager

Volvemos a la carga con el blog de gestión de proyectos, tras un breve período de desconexión vacacional.

Durante estos últimos meses, sois muchos los que nos habéis preguntado como enfocar un cambio de rol en vuestra organización o como dar el salto a un puesto de gestor de proyectos (por ejemplo desde un perfil más técnico).

Por supuesto, no hay una única respuesta a esa pregunta, y dependerá mucho de tu experiencia, titulaciones, tipo de organización, etc pero si que te puedo dar algunos útiles consejos que sin duda te servirán para conseguir este objetivo.

Los consejos y recomendaciones que te indico a continuación son igualmente válidos para enfrentarte a la búsqueda del rol de Project Manager en tu propia empresa o fuera, superando procesos de selección.

gestión de proyectos

Prepara un buen CV y un discurso sobre tus puntos fuertes en tareas relacionadas con la gestión:

Puede parecer algo obvio, pero muchas veces nos olvidamos de lo importante que es nuestra carta de presentación.

Intenta tener tu CV actualizado y muy importante “personalizado a la oferta”.

Con lo de personalizado, me refiero a que es importante adaptar el CV a la oferta o puesto de trabajo al cuál estás optando, destacando aquellos puntos de valor o de especial interés para ese puesto e incluso eliminando/obviando detalles que no aporten ningún valor.

Las habilidades blandas o “soft skills” son de especial interés para un puesto de Project Manager: liderazgo, negociación, empatía, asertividad, escucha activa, resolución de problemas, etc asegúrate de resaltarlas tanto en el CV como en la entrevista de selección.

Puedes también probar herramientas visuales como Resumup para diferenciarte del resto y darle un mayor impacto a tu CV.

Fórmate y obtén Certificaciones relacionadas con el puesto:

Hoy en día y dado la alta competitividad del mercado, hay que estar lo más preparado posible, además de tus posibles estudios (ingenierías, licenciaturas, posgrados, etc) o de tu dominio de idiomas, es básico estar certificado.

Concretamente para el área de gestión de proyectos, cada vez es más común que se descarten los candidatos que no tengan certificaciones del PMI (CAPM, PMP, PMI ACP, etc) por lo que os recomiendo encarecidamente reforzar este punto.

Pensad que un técnico de RRHH o un Headhunter puede recibir 300-400 CVs para un mismo puesto, dado que es imposible leerlos todos por una cuestión de tiempo, se hace una primera criba, filtrando por: estudios, idiomas y certificaciones.

En base a mi experiencia y la de mis alumnos, tiene mucho más valor y es más efectivo (aparte de tener un ROI mucho más claro) estar certificado como PMP  que no poseer un Master o Posgrado de gestión de proyectos.

Si tienes poca experiencia en el área o vienes de un perfil más técnico y quieres dar el salto al área de gestión, mi recomendación es que comiences con una buena formación y te prepares para superar el examen de certificación CAPM – Certified Associate in Project Management

Si por el contrario ya tienes experiencia en el área y quieres optar a un puesto senior, deberás optar por superar el examen PMP – Project Management Professsional.

Estas 2 certificaciones cubren el cuerpo de conocimiento de gestión de proyectos, publicado en formato de Guía por el PMI (PMBOK).

Adicionalmente a estas certificaciones base, le podrías sumar otras como el PMI ACP (Agile Certified Practitioner) o Professional Scrum Master, etc siendo estas complementarias y recomendables dada la tendencia del mercado actual.

Domina el lenguaje técnico del puesto:

Este es el último punto pero no por ello el menos importante, se trata de adaptar lo que ya conocemos (nuestra experiencia) al lenguaje o discurso actual del mercado.

Por poner un ejemplo, con el tema del agilismo, en muchas organizaciones están buscando gestores de proyectos agile, a los que les ponen etiquetas/nombres diversos, pero que si acabas rascando un poco, verás que buscan un PM al uso pero que domine el lenguaje y las técnicas de gestión ágiles (técnicas y prácticas que depende del sector del cual provengas, puede que ya estés utilizando y ni lo sepas)

Dominar el lenguaje y vocabulario específico de estas prácticas, te ayudarán por ejemplo en procesos avanzados de selección, cuando tengas que conversar con un scrum master o un product owner de un equipo agile.

Para dominar este punto te pueden ayudar también las certificaciones que mencionaba arriba, ya que para superarlas te verás obligado a conocer de una manera amplía todo el cuerpo de conocimiento de gestión de proyectos, incluyendo las prácticas ágiles.

Finalmente y como último consejo: Muestra seguridad, empatía por los problemas de la organización y haz preguntas, mostrando interés en el puesto y sus particularidades.

Espero que estos consejos te ayuden en tu búsqueda laboral y consigas un buen puesto de trabajo con el que te puedas sentir realizado.

Si tienes cualquier duda o quieres que te amplíe más información sobre las formaciones en gestión de proyectos y/o exámenes de certificación, no dudes en contactarme.

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *